El Ajax sube otro nivel en Champions

Nos está encantando el Ajax, para qué vamos a engañarnos. Lo que parecía un proyecto interesante a medio plazo se ha convertido en una realidad gracias al buen hacer de entrenador y jugadores, que están dando un nivel espectacular. En liga son colíderes junto al PSV a falta de seis jornadas, ambos con 76 puntos, pero con una cifra de goles muy superior (106 vs 89), lo que hace evidente el estilo de juego alegre y ofensivo de los de Ámsterdam.

Erik Ten Hag es el técnico desde diciembre de 2017 tras iniciarse en la segunda holandesa con el Go Ahead Eagles y posteriormente en Alemania con el segundo equipo del Bayern Múnich. Se hizo cargo del Utrecht en 2015, metiendo al club en Europa League en su segunda temporada. Sus logros le hicieron fichar por el clásico holandés y, por ahora, los resultados y las sensaciones están siendo excelentes.

Esta jovencísima plantilla  está dando unos frutos magníficos. Recordemos que sólo dos jugadores titulares (Tadic y Schone) tienen 30 años o más, aparte de Huntelaar, que está participando bastante como delantero de recambio. Los demás son futbolistas de menos de 25 años, muchos en torno a las 20 primaveras. Pero muchos se han consolidado entre los mejores de sus puestos, destacando el central De Ligt (19 años) pretendido por media Europa; De Jong (21 años), ya fichado por el Barça para este verano; y el revalorizado Ziyech (25 años), que saldrá del club con casi total seguridad.

En Champions terminaron como segundos en el Grupo E tras el Bayern de Múnich (14 puntos), pero clasificados con margen de sobra por delante del Benfica (12 puntos vs 7 puntos). Su verdadero nivel lo han dado en las eliminatorias, dejando en la cuneta al R Madrid (1-1, 1-4) y a la Juventus (1-1, 1-2) con sendos partidos de vuelta a domicilio y actuaciones memorables en cada uno de ellos. El Ajax ni tiene miedo ni sufre complejos y sabe perfectamente a lo que juega, les sobra personalidad. Se les puede apretar, pero no colapsar. Tanto contra los blancos como ante los juventinos tuvieron fases de escasa posesión, repliegue, trabajo defensivo repetitivo y encaje de goles, pero el cuadro no se desarmó. No cejaron en la presión alta al rival, el toque el balón desde atrás, las carreras a la contra y la búsqueda de la finalización de jugadas. Todo ello con un par de signos muy prometedores, como ver a los delanteros con la cabeza levantada en el área buscando las mejores soluciones sin obcecarse con chutar y con un manejo de pelota en la frontal rápido, preciso y vertical. En lo físico no andan cortos, habiendo terminado todos los choques con solvencia y sin conceder ventajas por cansancio.

Viendo la fe en su idea de juego y la capacidad resolutiva mostrada en terrenos tan complicados como Turín o Madrid, todo lo bueno que haga este Ajax no nos sorprenderá.

Fotos: uefa.com / realmadrid.com / juventus.com

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail