El Barça sigue en la pugna por la Liga (UD Las Palmas 1- 4)

UD Las Palmas: Varas; Hélder Lopes, Bigas, Lemos, Macedo; Montoro (Hernán Trujillo min.78); Jesé, Viera (Javi Castellano min.85), Roque, Momo (Halilovic min.72); Boateng

FC Barcelona: Ter Stegen; J.Alba, Umtiti, Marlon Santos, Digne (André Gómez min.58); Iniesta, Busquets, Rakitic (Dennis min.79); Neymar, Suarez (Alcácer min.79), Messi

  • Las claves:
    • La MSN
    • El trabajo entre líneas de Busquets y Ratikic
    • La fragilidad defensiva de la banda derecha de la UD Las Palmas
    • La falta de mordiente de Jesé y Hélder Lopes por la banda izquierda

Gran partido de Neymar – con el permiso de Messi – que anotó un “hat-trick” en Las Palmas y mantiene su pugna por la Liga. El Barça, con únicamente un partido por disputar en la última jornada ante el Eibar, sigue confiado en despojar la Liga a un Real Madrid que aún le quedan seis puntos por disputar ante Celta y Málaga.

Las Palmas Barcelona 14-05-17

Luis Enrique salió de inicio con su habitual 4-3-3. Durante el transcurso del partido se pudo observar cómo el técnico asturiano usaría una variante táctica que lleva utilizando durante diferentes partidos de la temporada y que le ha dado muy buen resultado. El 4-3-3 en ocasiones se reconvertía en un 3-4-3 para iniciar jugadas de ataque desde su línea defensiva. Esta variante táctica se fundamentaría en la siguiente oscilación:

  • Si el ataque acontecía por la derecha: Digne se incorporaba desde la posición de lateral derecho al trivote del medio campo. A su vez Rakitic (cuya posición era ocupada por Digne) se desplazada hasta la posición de extremo derecho en la que se encontraba Messi

  • Si el ataque acaecía por la izquierda: lo mismo sobrevenía con Jordi Alba e Iniesta, con la diferencia que en la posición de extremo izquierdo se encontraría a Messi, cuya posición había intercambiado con Neymar

De esta forma el FC Barcelona en fase de ataque al iniciar la jugada pasaba de su habitual 4-3-3 a un 3-4-3 colocando a su jugador más desequilibrante, Messi, en una posición centrada y no escorada en la banda derecha. Digne, sin entender lo que le pedía “El Lucho” merodeó perdido por su banda durante toda la primera mitad y diez minutos de la segunda provocando las ocasiones más clara del plantel local, que quizá debió haber explotado con más perseverancia.

Quique Setién, que recibió muestras de cariño por parte del aficionado amarillo en su partido de despedida, presentó su habitual doble triángulo 4-1-4-1 con un Montoro elegido para “secar” a Messi y cuya obcecación daba lugar a despistes en la defensa local. Durante diferentes fases de la primera mitad y los primeros minutos de la segunda, los amarillos expresaron destellos de aquel juego vistoso y alegre maravilló. Los momentos de euforia al ver renacer al ave Fénix – reconvertido en canario – de sus cenizas se truncaron con una realidad plausible, la letalidad de la MSN, en especial Neymar.

Con un FC Barcelona que depende de lo que haga el Real Madrid y una UD Las Palmas que fríamente dio por terminada la temporada en su estadio, se saldó el encuentro con un 1-4.

[feather_share]

Comparte este artículo