El Barcelona da la puntilla a la liga tras atacar y defender mejor que el Atleti (2-0)

Barcelona: Ter Stegen; S. Roberto-Piqué-Lenglet-J. Alba; Rakitic-Busquets-Arthur; Messi-L. Suárez-Coutihno.

Atl. Madrid: Oblak; Arias-Giménez-Godín-F. Luis; Koke-Rodrigo-Thomas-Saúl; Griezmann-D. Costa.

  • Las claves
    • La dinámica defensiva del Barcelona fue mejor
    • D. Costa recibió una roja que cambió el partido
    • Oblak paró casi todo, pero no pudo evitar la derrota

El último partido entre los dos rivales a la liga dejó cosas interesantes hasta que aparecieron las rojas. Ni Valverde ni Simeone cambiaron nada buscando una sorpresa táctica, de manera que los locales salieron en 4-3-3 y los rojiblancos en 4-4-2. Además de en la disposición sobre el verde, hubo diferencias importantes.  En el planteamiento, que el Barcelona estuvo mucho más dispuesto a usar las bandas, con los laterales subiendo los costados y los interiores abriéndose si el rival se cerraba por el centro. El Atleti tenía a Saúl y Koke por izquierda y derecha, buenos jugadores, pero no especialistas de banda aunque hayan jugado ahí muchos partidos. Eso dejó a los laterales trabajo ofensivo, pero sólo Arias acompañó para dar superioridad en el ala diestra.

Barcelona Atletico Madrid 06-04-19 01

Fue fundamental el opuesto enfoque defensivo porque el Barça presionaba rápido tras pérdida, con presión desde arriba y con los centrocampistas cerrando el pase y adelantando la defensa, de modo que se caía encima de quien tenía la pelota y se encogía el equipo. Los colchoneros, por el contrario, replegaban la medular para ayudar mucho a la zaga y presionaba al poseedor del balón cuando se aproximaba, quedando cerca de la frontal del área.

En ataque tuvieron la posesión los blaulgranas, con Busquets entre los centrales para mover el balón y Arthur y Rakitic justo delante de los pivotes contrarios. Aunque pareciera una desventaja, en realidad fue un recurso, porque los interiores locales tenían tiempo de levantar la cabeza y buscar el pase. Y la clave principal fue que los posibles receptores del balón se movieron constantemente y eso fue lo que creó el peligro. Los defensores rojiblancos no podían fijar marcas y muchas veces llegaban tarde sobre el conductor de la pelota. También Busquets aprovechó el pase raso vertical ante el marcaje zonal visitante para desarmar la arquitectura atlética. Eso unido a la movilidad de Messi, los aciertos en el pase rápido de los locales y la sorpresa de Jordi Alba, dieron las ocasiones de gol. También las contras las jugó bien el líder, con los puntas recibiendo y moviéndose hacia los huecos. Alba mandó un balón al palo tras recibir una asistencia magistral del Messi y Coutinho probó con un par de diagonales y chut característicos suyos.

El Atlético de Madrid tuvo dificultades para meterse en el partido porque el rival no le dejaba. Empezó a crecer cuando alargó los ataques y movió el esférico en pocos toques sin cometer errores. Fueron útiles las ayudas de Griezmann bajando en apoyo y desmarque. Cuando Koke y Saúl entraron desde las alas se generaron un par de oportunidades con disparos de media distancia, un cabezazo de D. Costa y un remate con la derecha de Griezmann tras culminar un contraataque.

El partido cambió en el minuto 28 con una roja directa a D. Costa tras realizar una falta y protestar que el árbitro interpretó como insultos hacia su persona. Simeone sacó a Arias, puso a Thomas de lateral derecho y metió a Correa para quedar en un 4-3-2 donde el argentino acompañaba a Griezmann arriba. Esta disposición estrechaba el bloque medio atlético y el Barcelona pudo ampliar la zona de toque lento a los costados. Pese a todo, el choque llegó al descanso en tablas.

La entrada de Correa se notó gracias a su desborde y su verticalidad y fue una esperanza para los visitantes. El Cholo fue valiente y su segunda sustitución fue de Morata por F. Luis, curiosamente retirando a ambos laterales titulares y retrasando centrocampistas. Además, en banda quedaron Griezmann y Correa, de perfil mucho más atacante que el inicial del equipo. Morata estuvo activo y su estilo de movilidad se complementó bien con los improvisados extremos. El balón parado fue una fuente de peligro para los colchoneros, que conectaron un par de cabezazos de Giménez.

Barcelona Atletico Madrid 06-04-19 02

Pero el Barcelona iba a por todas con Busquets más adelantado, Messi tocando todos los balones y conduciendo cerca de la frontal y la acertada introducción de Malcom por Arthur, que retrasó a Coutinho en estático, pero lo sumaba desde segunda línea. El 10 blaulgrana empezó a disparar con asiduidad y Oblak atajó todo lo que le enviaban, última esperanza rojiblanca. Fue L. Suárez quien por fin batió al esloveno (1-0, min 85) con un gran derechazo desde fuera del área, tan ajustado que dio en la base del segundo palo antes de entrar. Aprovechó Messi para finiquitar el asunto tras recuperar el balón tras el saque de centro con una carrera en que se metió en el área y, tras un rechace en un central, marcó el segundo de tiro raso (2-0, min 86).

Victoria merecida para el líder, que completa una temporada de total autoridad y sentencia el campeonato. Ahora, a pensar en la Champions. El Atlético de Madrid tendrá que limitarse a jugar los encuentros restantes en el calendario y a planificar la próxima campaña.

Fotos: laliga.es / atleticodemadrid.com / fcbarcelona.es

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail