El Getafe crece entre los grandes

Al sur de Madrid se escuda, bajo las señas de identidad de un equipo modesto, un gran club. La entidad presidida por Ángel Torres es, a día de hoy, uno de los conjuntos más ejemplares del panorama futbolístico español. Desde que aterrizase en la máxima categoría sólo ha tenido un paréntesis de una temporada en Segunda División, retornando sobre la marcha al lugar que le corresponde de la mano de un brillante José Bordalás.

En su corta historia en la élite, son bastantes las páginas que ha escrito con letras brillantes el cuadro azulón. En la retina de los aficionados quedan unos cuartos de final de la copa de la UEFA donde fue eliminado por el todopoderoso Bayern Múnich en el Coliseum; otra participación europea en la 2010/2011; y las dos finales de Copa del Rey perdidas consecutivamente frente a Sevilla y Valencia respectivamente.

En Getafe se sigue un plan bien establecido. En las oficinas se maneja una masa salarial modesta que no dispare el presupuesto y que permita una continuidad en la plantilla. En el banquillo se apuesta por entrenadores jóvenes pero con la ilusión y preparación necesarias. Hay que recordar que Quique Sánchez Flores, Schuster, Míchel, Escribá y Luis García Plaza tuvieron en el banquillo del Coliseum sus primeras experiencias como técnicos en la élite. Y en el despacho existe un acercamiento a los grandes equipos que les facilita foguear futbolistas con talento en Primera División. La lista de canteranos de clubs amigos que han desfilado por el Getafe es amplia: jugadores del Real Madrid como De la Red, Granero, Sarabia o Soldado tienen pasado azulón; colchoneros como Gabi o Arizmendi también han pasado por allí; y algunos valencianistas como Gavilán o Raúl Albiol alcanzaron la madurez en el modesto cuadro del sur de Madrid.

En la actualidad, de la mano magistral de José Bordalás  -artífice del último ascenso-, cada paso que da el equipo es más firme que el anterior. Con un meritorio octavo puesto en la temporada de su regreso a la élite, el presente curso va camino de terminar como el mejor de su historia, ya que  a día de hoy ocupa puesto de acceso a la Champions League. El Getafe es cuarto en la tabla, sólo superado por Barcelona, Atlético y R. Madrid y con cuatro puntos de ventaja sobre otro club que se supera cada temporada, el Alavés.

Las consignas del técnico alicantino son claras:

  • Solidez defensiva basada en la importancia del bloque. Cabe reseñar que ganarle al Getafe no es tarea fácil
  • Solidaridad en los esfuerzos. Tácticamente es de los equipos que mejor repliegan, van a la presión o llevan a cabo las ayudas defensivas
  • Eficacia atacante. Éste último punto es el que está marcando las diferencias con respecto a otros equipos de su misma vitola

Mención aparte merece el triunvirato formado por el veterano y viejo rockero Jorge Molina, el tinerfeño Ángel Rodríguez y el debutante fichado del Real Valladolid, Jaime Mata. El grado de complementación es tal que cuando no resuelve uno, adquiere la responsabilidad el otro y gracias a tener futbolistas tan dispares y complementarios, el abanico ofensivo de Bordalás es muy amplio. De hecho, tanto ha despuntado Mata en los últimos meses que Luis Enrique lo ha convocado para los dos próximos partidos oficiales de la Selección Española contra Noruega y Malta.

Con las premisas bien claras y la lógica imperando en los despachos, no sabemos dónde está el techo del Getafe, pero lo que sí está confirmado es que va camino de convertirse en uno de los equipos clásicos de nuestro fútbol.

Fotos: laliga.es / sevillafc.com / getafecf.com

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail