El R. Madrid despierta a una realidad árida después del espejismo de principios de año

El R. Madrid ya no pelea ni por la Liga, ni por la Copa ni por la Champions. Sí, es increíble que lo digamos a primeros de marzo, pero es así. De hecho, la desconexión de la competición doméstica ocurrió en octubre por varios malos resultados y peor juego, aunque las pocas jornadas disputadas siempre dan el beneficio de una posible remontada paulatina. Tan mal iban las cosas que hubo cese de entrenador, cuando Julen Lopetegui fue depuesto como técnico, y con Santiago Solari se atisbó una mejoría primero de resultados y luego de fútbol. A principios de 2019 vimos un equipo blanco muy corto, ordenado y con buena presión en la recuperación, además de atento en defensa y con jugadores jóvenes en gran forma, como Reguilón, Vinicius o Llorente.

Hasta pasó la primera parte dura, con visita al Camp Nou y el Ámsterdam Arena y los madridistas la solventaron con juego aceptable y buenos resultados. Pero eso se terminó. El primer aviso serio, un varapalo liguero, lo dio el Girona asaltando el Bernabéu (1-2) en la jornada 24. Y en los partidos decisivos posteriores, debacle total: derrota y eliminación contra el Barcelona en Copa por goleada (0-3), pocos días después otro correctivo de los culés de nuevo en casa (0-1) y hoy en Champions, paliza del Ajax (1-4).

A planificar el próximo curso, porque para los de Chamartín se terminó la temporada. Es verdad que esta noche empezaron con más ánimos y con un balón al palo a cabezazo de Varane en segunda jugada tras córner, pero luego el equipo no supo qué hacer con el balón ni en estático ni al contragolpe. Juego romo, errores en el pase, ausencia de ocasiones y blandura atrás que han condenado a los blancos frente a un Ajax que, justo es decirlo, en Holanda obtuvo poca recompensa a su gran partido. A los 20 minutos el R. Madrid iba 0-2 y a los 25 tuvo que cambiar a los dos extremos, porque L. Vázquez y Vinicius se retiraron lesionados. Los dos primeros tantos visitantes fueron por errores clamorosos, primero en pérdida en saque de banda por mal pase de Kroos; y luego en el repligue con Carvajal desplazado a la izquierda y Neres ganando la espalda a Modric.

El Ajax defendió bien, cerrando el centro y buscando las espaldas, y los centrocampistas blancos no supieron encontrar huecos. Además, cuando se abría el balón a banda, se notaba la ausencia de un rematador porque Benzema bajaba a apoyar a la medular. Tampoco la segunda línea resolvió, desaprovechando oportunidades Modric y Kroos por no rematar con la pierna mala. Por su parte, los holandeses casi no fallaron en el área. Neres tuvo otro par de duelos frente al portero, uno detenido por Courtois y una vaselina alta, en la primera mitad.

Cambiar los extremos aportó el remate de cabeza y los centros de Bale (que fue pitado al entrar) y las ganas de Asensio, que acortó distancias momentáneamente en la segunda parte, pero un zurdazo a la escuadra de Tadic, que hizo un partidazo en tres cuartos de cancha, y una falta sacada al segundo palo por Schone, acabaron con las esperanzas de remontada. Bale había podido anotar en una cabalgada por la izquierda que finalizó en jugada personal por alto, pero dio en la madera.

Otro mal partido del R. Madrid en la parte importante de la temporada, que rompe una racha de tres Champions consecutivas. Por cierto, cuatro derrotas seguidas en casa para poner un broche terrible a la 2018/19. Triunfar en Europa no siempre se puede repetir para salvar la temporada, así que ahora toca replantearse el futuro a medio y largo plazo. Habrá que pensar en entrenador y en cómo configurar la plantilla, porque está claro que habrá que dar algunas bajas y hacer contrataciones.

Fotos: realmadrid.com / laliga.es / uefa.com

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail