Empate con pocas ocasiones pero mucha intensidad (Atl. Madrid 1 – Barcelona 1)

Atl. Madrid: Oblak; Arias-Savic-L . Hdez-F. Luis; Koke-Rodri-Saúl-Lemar; Griezmann-D. Costa.

Barcelona: Ter Stegen; Semedo-Piqué-Umtiti-J. Alba; S. Roberto-Busquets-Vidal-Arhur; Messi-L. Suárez.

  • Las claves
    • Muchas precauciones por parte de ambos
    • Poca verticalidad en ataques estáticos
    • Se abrieron más huecos en la segunda parte

La pelea por el liderato la encaró el Cholo con un 4-4-2 con novedades defensivas y mucho trabajo de destrucción colectivo. Los rojiblancos hicieron presión alta, pero realizarla con dos o tres efectivos es ineficaz si no se acosa a todos los receptores del balón y el Barça sabe salir muy bien de esas situaciones. Así que los locales se replegaba pronto y montaban un excelente entramado defensivo aderezado con buenas acciones de robo individual por Rodri, Koke y Saúl e intervenciones impecables de los zagueros en los duelos individuales. En ataque hubo problemas, porque tener a tantos hombres por detrás del balón dificultó mucho tener efectivos para la contra y hubo que reorganizar los acercamientos en segundas acciones muchas veces. Además, por los costados el hombre más rápido por características y posición fue Lemar, que tampoco se lució por el carácter del juego.

Valverde también hizo cosas distintas, al no contar con Coutinho ni Rakitic. Para empezar, cosas extraña en él, el sistema: 4-3-1-2. Arthur se quedaba junto a Busquets y S. Roberto se abría mucho a la derecha para ejercer de extremo, mientras que Vidal iba y venía por el centro, dejando a Messi moverse con libertada desde la medular y con diagonales interiores. La presión alta culé fue tan eficaz como siempre, pero las demandas sobre el rival disminuyen cuando se logra meter gente a la espalda de los pivotes. En faceta ofensiva le faltó a los blaulgranas creatividad por el centro, dado que tuvo más posesión de pelota y quienes más aportaron fueron Alba por velocidad, S. Roberto por inteligencia y ocupación de espacios y Messi por calidad y galones.

Atletico Madrid Barcelona 24-11-18 01

El primer tiempo lo dominó el Barcelona en cuanto a tenencia de balón, pero ambos conjuntos jugaban a ritmo lento y en la parcela central, de manera que no hubo ocasiones claras de gol. La mejor fue visitante en un córner preparado en el que se aprovechó que el Atleti carga mucho la defensa sobre el remate directo y, tras ponerla en corto a la frontal, S. Roberto se coló por la derecha para centrar alto, aunque Oblak cortó atento el centro. Las salidas rápidas se abortaron en ambas áreas por la superioridad numérica y las vigilancias atrás, así que al contragolpe tampoco hubo sorpresas. Simeone modificó el esquema, pasando a Saúl a la banda derecha y poniendo a Koke de mediocentro. El perfil más conductor y llegador del primero más útil en banda; mientras que el toque rápido y el pase corto de Koke rompió algo la dinámica del bloque medio.

La segunda parte empezó con el cambio forzoso por lesión de S. Roberto y la entrada de Rafinha, lo que congestionó más la zona central y facilitó la defensa colchonera. Sólo Semedo y Alba se asomaban ensanchando el ataque en este tramo. Cuando el encuentro empezó a embarullarse y el balón circulaba con más dificultades surgió el carácter atlético y, poco a poco, se hizo con el control. Éste culminó en un saque de esquina largo al segundo palo que buscó D. Costa para superar a Rafinha y cabecear a las redes (1-0, min 77). Ya se jugaba más con el corazón que con los pies y en casa el Atlético es insuperable en eso. Valverde vio el atasco e hizo, no simultáneamente, dos cambios lógicos: sacar a dos interiores (Arthur y Vidal) y meter dos extremos (Dembelé y Malcom). Simeone metió a Correa por un tocado D. Costa y a Vitolo por Lemar, estando el español más entonado en ataque y siendo más fuerte para labores defensivas.

En los latigazos de ambos en que se convirtió el final del partido, la velocidad de los extremos fue clave y Dembelé apareció para recibir una conducción de Messi y, tras regatear en corto en el área, lograr el empate (1-1, min 90).

Tras este gran choque de intensidad y trabajo táctico el Barcelona permanece por delante del Atlético de Madrid, con el liderato en la tabla pendiente del resultado del Sevilla.

Fotos: atleticodemadrid.com / fcbarcelona.es / laliga.es

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail