Mauro Silva, pilar del SúperDepor

NombM Silva 01re: Mauro Da Silva Gomes

Fecha nacimiento: 12-01-1968

País: Brasil

Altura: 1.8 m

Posición: Centrocampista

Pierna: derecha


Mauro Silva empezó su carrera profesional en el Guaraní, donde jugó dos temporadas (de 1.986 a 1.988), para luego ser fichado por el Bragantino. Allí estuvo hasta 1.992, cuando el Deportivo de La Coruña decidió contratarlo para formar parte del ambicioso proyecto de Augusto Lendoiro, por aquel entonces máximo dirigente del club.

M Silva 06

Los coruñeses sondeaban el mercado carioca con asiduidad, y lo hicieron con mucho acierto, puesto que de aquellas tierras también llegaron Bebeto, Djalminha o Rivaldo, todos jugadores internacionales y de mucha calidad técnica. Era un periodo en el que el Deportivo quería afianzarse en primera división y establecer un proyecto a largo plazo que evitara problemas deportivos o económicos a muchos años vista. Se trataba de hacer un conjunto competitivo con canteranos y jugadores nacionales -donde Fran era el máximo exponente- decorado con perlas que marcaran la diferencia en un torneo complicado por el alto nivel de los clubes participantes.

Para la historia y el disfrute de los aficionados al fútbol español quedarán las hazañas de aquel grupo de hombres que consiguió lo impensable: ganar la liga y disputar la Champions League. Unos años regados de júbilo para los gallegos, con varios títulos significativos y habiendo ganado el cariño de todas las aficiones. En muchos lugares el SúperDepor fue el segundo equipo del corazón de los seguidores y una alternativa válida y novedosa a los grandes clubes nacionales. Repasaremos aquellas temporadas en otro capítulo, porque hoy nos centraremos en la trayectoria de uno de los pilares fundamentales del equipo durante más de una década: Mauro Silva.A Iglesias 01

Tras llegar a La Coruña se convirtió en un jugador básico en el esquema, insustituible por rendimiento y carisma y con un recorrido en la medular que abarcaba todos los aspectos que debe manejar un mediocampista de élite. El entrenador era Arsenio Iglesias, artífice de mucho de lo bueno que vino después. El técnico ya había dirigido al Depor en las temporadas 70/71 a 72/73, logrando el ascenso. Posteriormente se hizo cargo del club en un largo periodo entre las temporadas 82/83 a la 94/95, transitando los primeros nueve años en segunda división y consiguiendo otro ascenso en la 90/91. El Brujo de Arteixo tenía las ideas claras y sabía con exactitud lo que buscaba para su nuevo proyecto, y vio en Mauro Silva una herramienta de gran valor para apuntalar la plantilla.

En las tres temporadas bajo las órdenes del coruñés, M. Silva jugó 78 partidos (la 94/95 sólo disputó M Silva 036 por lesión de rodilla tras el Mundial USA ’94) y anotó su único gol en liga, contra el Valencia en la 93/94. Precisamente ese curso llegó al Deportivo el que sería gran compañero de posición de nuestro protagonista, Donato, con quien formó un centro del campo envidiable. En esos tres años el Deportivo hizo un tercer puesto y dos segundos en liga, alzándose con la Copa del Rey de 1.995.

En la 95/96 Toshack pasó a ser el entrenador, pero en la jornada 23 de la 96/97 fue sustituido. El galés dio el título de la Supercopa de España de 1.995 a los suyos. Carlos Alberto Silva sería el nuevo técnico deportivista. Esos dos años los coruñeses fueron novenos y terceros en la tabla, respectivamente, con M. Silva jugando en 54 choques con la camiseta blanquiazul. El entrenador brasileño tampoco duró demasiado, haciéndose cargo del equipo José M. Corral las últimas 32 jornadas de la liga 97/98, año en que el Deportivo sólo pudo ser decimosegundo en la clasificación. Mauro fue importante y jugó 31 de los duelos ligueros.

En la temporada 98/99 llegó a La Coruña un técnico que confirmaría el papel estelar del Deportivo en primera división y en Europa: Javier Irureta. Con el español, Mauro Silva jugaría 206 partidos, prácticamente todos de titular y en todas las competiciones. En este periodo se consiguió el ansiado título de liga en la 99/00, más una Copa (01/02) y dos Supercopas de España (00/01 y 02/03). Además, el entrenador clasificó al Deportivo para la Champions League durante cinco temporadas consecutivas  (00/01 a 04/05).

M Silva 07

Como se deduce de los datos comentados, Mauro Silva fue uno de los ejes del club sobre el césped de principio a fin de su carrera en La Coruña, independientemente del entrenador del momento y como complemento perfecto a futbolistas más ofensivos que contribuyeron enormemente a lograr los entorchados deportivistas y que en ocasiones fueron más visibles que la incombustible estrella brasileña. Se despidió de su afición en Riazor en la jornada 37 de la liga ante el Mallorca, que los locales perdieron 0-3 y donde el centrocampista partió desde el banquillo.M Silva 02

Cómo jugaba: Se trataba de un centrocampista todoterreno, capaz de cubrir mucho espacio en su parcela del campo. Era un jugador fuerte y potente y con buena resistencia. Su velocidad era aceptable, con cierta capacidad de regate. Destacaba en el mantenimiento táctico de la posición, la recuperación del balón, la concentración y las coberturas, pero también conducía el cuero con criterio hacia el ataque. Era capaz de dar buenos pases a los compañeros incorporados a la ofensiva en corta y media distancia. No se prodigaba mucho en disparos desde la frontal y no era un gran rematador de cabeza.

M Silva 05

Todas estas virtudes le convirtieron en uno de los jugadores destacados de la liga española mientras compitió en ella y le hizo titular con la selección brasileña, con la que fue campeón del mundo en 1.994 jugando todos los partidos del torneo.

Clipboard01

A los que seguimos la liga cuando el Deportivo era candidato a todo cada año, el equipo nos dejó un dulce sabor de boca, y ver jugar a Mauro Silva era la guinda perfecta al mediocampo de un equipo histórico.

Palmarés: 2 Copas del Rey (94/95 y 01/02), 3 Supercopas de España (96, 01 y 03), 1 Liga (99/00) y 1 Mundial de Fútbol (USA ’94).

M Silva 04