Previa ligas europeas 2018-19: Bundesliga (Alemania)

La Bundesliga 2018-19 parte con el mismo interrogante de las temporadas anteriores. ¿Cuándo se proclamará campeón el Bayern? Pensar en otro posible campeón es un ejercicio de ingenuidad casi infantil. Factores como la llegada de un nuevo entrenador o su pereza en el mercado de fichajes no alteran para nada su condición de favorito y casi único candidato. Dispuestos a dar guerra en la medida de lo posible están los dos equipos de la cuenca del Ruhr. Schalke 04 y Borussia Dortmund han elegido diferentes caminos. Para buscar los puestos de Champions y Europa League hay una amplia nómina de equipos que van desde el joven rico RB Leipzig al campeón de Copa, Eintracht Frankfurt, pasando por clásicos como el Borussia M’gladbach o el Bayer Leverkusen mientras Julian Nagelsmann intentará repetir un nuevo milagro con el Hoffenheim.

BAYERN MUNICH

Muy quieto ha estado el campeón alemán este verano. De hecho, su único fichaje, Goretzka, fue cerrado en el mercado de invierno. Por eso, la gran novedad está en el banquillo. El croata Nico Kovac aterriza en el banquillo bávaro tras pasar por encima a su nuevo equipo en la final de Copa con el Eintracht.

Salidas de relevancia hay dos: Douglas Costa y Vidal. El primero ya jugó la temporada pasada en la Juve y el chileno había perdido protagonismo en las rotaciones. La duda es la permanencia de Lewandowski, quien lleva meses de tira y afloja con la directiva. El Bayern parece ahora un equipo acomodaticio y hasta rutinario, con grandes jugadores pero algunos de ellos ya en declive.

XI tipo: Neuer – Kimmich, Boateng, Hummels, Alaba – Javi Martínez, James, Müller – Robben, Ribery y Lewandowski.

SCHALKE 04

El italo-alemán Domenico Tedesco consiguió frenar el rumbo a la deriva del Schalke y logró un merecido subcampeonato. Los africanos Mendyl y Sané llegan para apuntalar la defensa. Omar Mascarell dará despliegue a la medular y para la punta llega Uth, del Hoffenheim. El 3-4-3 de Tedesco echará de menos a Goretzka y Meyer. Ambos eran el alma de la medular minera y su ausencia, junto a la exigencia de jugar la Champions, son los grandes retos a superar por Tedesco.

XI tipo: Fahrmann – Sané, Naldo, Nastasic – Caligiuri, Bentaleb, Mascarell, Baba – Uth, Harit y Burgstaller.

HOFFENHEIM

Contra todo pronóstico el Hoffenheim fue el año pasado capaz de superarse a sí mismo tras perder a Rudy y Süle. Nagelsmann deberá esta temporada afrontar el adiós de Gnabry y Uth, la dupla de ataque. Pero sigue Kramaric. Estructuralmente hablando la pérdida es menos grave que la del verano de 2017. El refuerzo ofensivo es el talento descarriado de Belfodil, quien contribuyó en la segunda vuelta a la salvación del Werder Bremen ganándose una segunda oportunidad en la élite. El Hoffenheim ha cimentado la defensa con el lateral derecho del PSV Brenet y el ghanés Nuhu, pieza clave en el título liguero del Young Boys. En verano de 2019 el Hoffenheim deberá afrontar un baja más difícil de cubrir, Nagelsmann ya ha firmado por el RB Leipzig.

XI tipo: Baumann – Kaderabek, Nuhu, Vogt, Hübner, Schulz – Amiri, Grillitsch, Zuber – Belfodil y Kramaric.

BORUSSIA DORTMUND

En Dortmund el verano ha girado en torno a un asunto aún sin resolver, la búsqueda del delantero centro. La apuesta hecha confiando en convencer a Batshauyi de seguir allí salió mal. Los últimos nombres de la lista de sustitutos son los de Origi y Paco Alcácer, pero no se ha concretado nada. El resto de líneas se han reforzado con gente joven: Diallo, Achraf y Wolf. Estas altas contrastan con la llegada de Witsel, tras su larga etapa en China, y la de Delaney, del Werder Bremen, para dar más recursos a la medular. Aparte de Batshuayi, Weidenfeller colgó los guantes, Durm, Schürrle, Sokratis y Yarmolenko han emigrado a la Premier y Gonzalo Castro al Stuttgart. Muchas bajas son las que debe gestionar un Lucien Favre que regresa a la Bundesliga tras su periplo por el Niza con el objetivo de devolver a los borussers al rol de principal competidor del Bayern.

XI tipo: Bürki – Piszczek, Toprak, Akanji, Guerreiro – Witsel, Weigl – Pulisic, Götze, Reus – Philipp.

BAYER LEVERKUSEN

Buena primera temporada, aunque algo irregular, de Heiko Herrlich al frente del conjunto de la aspirina. Salvo Leno, rumbo al Arsenal, nombres como Tah, Wendell, Kohr, Havertz, Bailey o Brandt han resistido los seductores cantos de sirena y seguirán formando una base para aspirar a volver a Champions. Lógicamente, la prioridad en las altas estaba en la portería y Hradecky y Kirschbaum llegan del Eintracht y Nürnberg para disputarse la herencia de Leno. La regularidad debe ser el principal objetivo de Herrlich para esta nueva temporada.

XI tipo: Hradecky – Heinrichs, Tah, S. Bender, Wendell – Aránguiz, Baumgartlinger – Bailey, Havertz, Brandt – Volland.

RB LEIPZIG

En ocasiones, la baja de un jugador provoca en un equipo un vacío enorme que condiciona el futuro inmediato del mismo. Este efecto es el que Ralf Rangnick debe evitar tras la salida a Liverpool de Naby Keita. La base del equipo que hizo un digno papel en Champions y luego llegó a cuartos en Europa League sigue presente. Los refuerzos son pocos pero interesantes. El lateral izquierdo uruguayo Saracchi, el central del Montpellier Mukiele y del Sion llega el delantero brasileño Matheus Cunha. Obviamente, ninguno de ellos ha llegado para suplir a Keita pero sí darán alternativas.

XI tipo: Gulacsi – Laimer, Orban, Upamecano, Klostermann – Forsberg, Demme, Ilsanker, Poulsen – Augustin y Werner.

Resto de equipos

El Stuttgart lidera el grupo de equipos que aspiran a llegar a puestos de Europa League pero que el top 4 de Champions les queda algo lejos. Los de Tayfun Korkut mantienen la base más las llegadas de Didavi y Gonzalo Castro, falta por decidir si el flamante campeón del mundo Pavard seguirá de franjirrojo. El Eintracht estará en Europa como campeón de Copa. Aparte de Kovac, han salido Hradecky, Mascarell, K.P. Boateng y Wolf. Se han hecho en propiedad con dos jugadores clave de la temporada pasada como el mexicano Salcedo y el ariete croata Rebic. Adi Hütter, quien rompió el dominio del Basilea el año pasado con el Young Boys, será el encargado de manejar tanto cambio. Dieter Hecking está obligado a hacer funcionar esta temporada al Borussia M’gladbach. Plea, desde el Niza, es el gran refuerzo y se espera de él que mantenga sus cifras goleadoras para que el gol no sea el gran lastre del BMG.

El Hertha se maneja bien en la zona media pero quizá le falta algo de ambición para subir de clase. Sigue manteniendo la base con la dupla ofensiva Kalou-Ibisevic como referente y Grujic ha llegado del Liverpool para dotar de criterio a la media. Revolución en un Werder al que Florian Kohlfeldt salvó de vivir una temporada que se antojaba de sufrimiento. Klaassen, tras su mal paso por el Everton y la leyenda Claudio Pizarro son los refuerzos más ilusionantes.

El Augsburgo inicia el lote de equipos que van a mirar de reojo hacia abajo. Hahn y Schieber son dos buenos fichajes para mantener la categoría. El Hannover se ha japonizado con Haraguchi y Asano. También han pescado en el descendido Hamburgo con las altas del brasileño Walace y del delantero estadounidense Wood. Sané y Harnik son bajas sensibles. Mainz y Friburgo parten con plantillas claramente debilitadas y son serios candidatos a pasarlo mal.

Poco queda de aquel Wolfsburgo que estuvo a punto de echar al Real Madrid de la Champions en 2016, apenas Arnold y Guilavogui. Los tiempos de Dante, Luiz Gustavo, Draxler, De Bruyne y Schürrle parecen muy lejanos. Bruno Labbadia tiene suficientes recursos como para no verse disputando otra promoción por tercera temporada consecutiva, no vaya a ser que ésta sea la vencida.

De la 2.Bundesliga llegan un regreso con sabor añejo y otro más habitual. El Fortuna Düsseldorf, clásico de la Bundesliga de los años 70 y 80 espera que este retorno no sea un suspiro como en la 2012-2013. Salvo Haraguchi, no hay bajas destacadas del bloque del ascenso y refuerzos como Contento, Zimmermann o el estadounidense Morales son interesantes. Al Nürnberg le ha costado un poco volver a la Bundesliga y lo hace sin su meta Kirschbaum y sin el medio Möhwald. Los refuerzos son de perfil bajo.

Con la primera plaza adjudicada salvo hecatombe, se nos presenta un Bundesliga muy abierta en el resto de los frentes. Es importante que esta liga tenga emoción del segundo puesto hacia abajo. Tras el fracaso de Die Mannschaft en Rusia, al fútbol alemán se le abre otro reto, no permitir que el Calcio le vuelva a adelantar. Ya empiezan a ver a la Serie A por el retrovisor.

Fotos: bundesliga.com / bvb.de / bayer04.de

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail