Tenerife – Juventus (2-1). UEFA Octavos de final. Vuelta. 08-12-93.

CD Tenerife: Manolo; Aguilera-Mata-César Gómez-E. Castillo; Redondo-Chano-C. del Solar-Felipe; Conte-Pinilla.

Foto_externa CD Tenerife 17
Juventus: Rampulla; Porrini-Kohler-Torricelli-Fortunato-Francescolli; Conte-Baggio-Vialli; R. Baggio-Moller.

Aquel Tenerife de Valdano no iba bien en la Liga, pero quería apurar hasta el final su periplo europeo.
Los tinerfeños habían apeado al Olimpiakos y al Auxerre y tenía que enfrentarse a uno de los equipos más competitivos de la copa de la UEFA. En el partido de ida de los octavos en Turín, el Tenerife había perdido por 3-0 y notó muchísimo las bajas de hombres como Redondo. El partido de vuelta, a disputarse en el Heliodoro Rodríguez López, era una oportunidad de lucirese para un equipo y una ciudad que paseaban por las nubes del fútbol europeo dando lo mejor de sí mismos y con la cabeza bien alta.

Vista la dificultad del resultado previo, el Tenerife salió a por todas desde el pitido inicial. Valdano colocó a Ezequiel Castillo por el lateral izquierdo del 4-4-2 para sumarlo al elenco de centValdano 01rocampistas con clase que pretendía romper el cerco que formaban las dos líneas defensivas de la Juve. El peruano contribuía a la salida del balón desde la defensa y quedaba en la medular para permitir a Redondo subir el cuero y asociarse con Felipe, Chano, Conte y Del Solar. Los locales tenían una actitud óptima, recuperando el balón rápidamente y jugando constantemente en terreno rival. Para librarse de la maraña juventina, los hombres de Valdano movían el esférico en uno o dos toques en una demostración de juego corto rápido muy eficaz para desubicar la defensa visitante. También Pinilla se desmarcaba para evitar adquirir posiciones fijas que facilitaban el marcaje de los centrales.

Trapattoni contaba con una ventaja importante, y quería dejar pasar los minutos a base de Trapattoni 01pertrecharse atrás en un 5-3-2 con dos líneas que cerraban el juego interior y buscando súbitamente a dos jugadores muy peligrosos: Roberto Baggio y Andreas Moller, que se abrían a las bandas para abir huecos para la incorporación de los compañeros y lograban mantener la posesión durante unos preciados segundos.

El Tenerife seguía llegando al área italiana, sobre todo en carreras de Aguilera ganando la línea de fondo y con regates de Felipe desde la izquierda. Redondo se desataba hacia adelante conduciendo el balón para buscar el disparo, y un buen chut del argentino avisó a Rampulla de que tendría trabajo esa tarde. Varios balones cruzaron el área visitante desde la derecha sin encontrar buen remate, yRedondo 03 el Tenerife dispuso de una falta (que debió ser penalty) por una mano que ejecutó mal desde el pico derecho del área.

En el ínterin, tanto Baggio primero como Moller después alcanzaron las inmediaciones de Manolo, pero entre el meta y Mata deshicieron los latigazos de la Juventus. Además, el elevado número de faltas ralentizaba un choque cuyo ritmo debía ser alto para favorecer los intereses tinerfeñistas.

R Baggio 01

En el min 37, una carrera de Aguilera peleándole el balón a Fortunato, terminó en un balón elevado que Rampulla no supo defender, y el pase atrás de E. Castillo en la línea de fondo fue empujado a la red por el lateral del Tenerife (1-0). El gol daba esperanzas a un Tenerife que continuaba soñando con una difícil remontada.

Al empezar el sgundo tiempo la tónica no cambió, con el Tenerife llegando por todos lados y la Juventus defendiéndose como gato panza arriba. Trapattoni había tenido que cambiar a Vialli por Marocchi por lesión en el primer tiempo, y a poco de comenzar la segunda mitad el portero Rampulla fue sustituido por Marchioro por una lesión muscular.

En estos primeros compases fue protagonista E. Castillo, con buenas incorporaciones por la izquierda E Castillo 01que sorprendían a la organizada defensa italiana, aunque sus centros no llegaron a buen término en forma de gol. El Tenerife empezó a finalizar las jugadas dentro del área y Pinilla y Chano tuvieron dos disparos a corta distancia que no alcanzaron los tres palos.

Ante la falta de acierto y la necesidad de hacer más goles, Valdano dio entrada a Diego Latorre y a Pier por Felipe y Pinilla en el min 62. El argentino tuvo un remate que le salió centrado a las manos de Marchioro poco después. Chano sirvió uno de sus buenos centros al delantero tinerfeño, que marcó de cabeza pero en fuera de juego. ChPier 01emo Del Solar también probó suerte desde la frontal, pero su disparo se marchó arriba (min 73). A estas alturas la Juve ni siquiera salía de su campo, con un Tenerife que sólo dejaba en campo propio a Mata y C. Gómez para jugar con los carrileros lo más arriba posible. Los centrocampistas seguían recuperando pronto tras las pérdidas y tocando rápido, con mucho movimiento de los puntas. El estilo era de posesión y balón raso, tocar y mover. Este sistema daba sus frutos, con remates de primera jugada y oportunidades para las segundas opciones en llegadas de la línea de mediocampistas, volcados al ataque. También se jugaba algún centro largo buscando a Pier.

Con el Tenerife volcado arriba, un rápido contraataque juventino fue cunducido hasta el interior derecho, donde Moller, siempre hábil, aprovechó el hueco dejado por ese lado por E. Castillo y regateó alMoller 01 último central, marcando gol (1-1, min 86). A pesar de todo, el pundonor del Tenerife se personalizó en Chemo del Solar, que luchó un balón dentro del área visitante y tiró fuerte entre el meta y la portería, logrando en definitivo 2-1 (min 88).

El Tenerife no pudo remontar aquella eliminatoria, pero dejó un partido magnífico para la historia del más alto nivel futbolístico jugando al límite de sus posibilidades y dejando el pabellón del fútbol canario en un puesto muy digno en el ámbito europeo. Afortunadamente, no fue la última aparición europea del CD Tenerife.

Tete Juve 93