Así vemos a España para la Euro ´16

Tras la alegría conseguida por el brillante resultado cosechado por los equipos españoles en la presente temporada, todo cambia y nos ponemos en clave nacional para repasar los conjuntos que optarán a coronarse como campeones de Europa en el campeonato que empezará en Francia este verano. Empezamos con la actual campeona, la selección española, que espera revalidar el título y dejar atrás el amargo sabor de boca con el que se volvieron los nuestros de Brasil.

Convocados

rfef

Porteros:

Iker Casillas (Oporto), David De Gea (Manchester United), Sergio Rico (Sevilla).

Defensas:

Juanfran Torres (Atlético de Madrid), Héctor Bellerín (Arsenal), Sergio Ramos (Real Madrid), Gerard Piqué (FC Barcelona), Marc Bartra (FC Barcelona), Mikel San José (Athletic Club de Bilbao), Jordi Alba (FC Barcelona), César Azpilicueta (Chelsea).

Mediocampistas:

Sergi Busquets (FC Barcelona), Bruno Soriano (Villarreal), “Koke” Resurrección (Atlético de Madrid), “Cesc” Fabregas (Chelsea), Thiago Alcántara (Bayern de Múnich), Andrés Iniesta (FC Barcelona), David Silva (Manchester City).

Delanteros:

Álvaro Morata (Juventus), Aritz Adúriz (Athletic Club de Bilbao), Manuel Agudo “Nolito” (Celta), Pedro Rodríguez (Chelsea), Lucas Vázquez (Real Madrid).

En esta ocasión, Vicente del Bosque ha optado por jugadores que han acabado la temporada en buena forma, dejando algunos de los fijos en casa (como son los casos de Isco, Javi Martínez o Diego Costa), además de apostar por especialistas en sus posiciones. A veces el cuadro hispano se ha caracterizado por tener jugadores que pueden colocarse por varias zonas del campo, dando más opciones al entrenador. En este caso, a priori se lleva dos jugadores por puesto, con características bastante definidas.

Sistema de juego

Parece bastante claro que España jugará con el 4-3-3 que viene jugando Del Bosque desde sus orígenes hasta los últimos partidos de preparación, pero el técnico salmantino cuenta con otras opciones tácticas que pueden ser interesantes, bien para plantear partidos de inicio o como recursos para situaciones concretas ante rivales difíciles. Un volante más retrasado con dos interiores y dos futbolistas más pegados a la banda con posibilidad de desbordar tanto por fuera como de buscar acercarse al área en diagonal sería el planteamiento. Arriba, un delantero debería servir de eje y referencia para las jugadas laterales y los pases verticales.

En un 4-1-4-1 con un único pivote se puede potenciar el juego de pase corto en el que España tiene dotados especialistas, dejando un delantero centro de referencia con centrocampistas que lleguen en velocidad. Sin embargo, esta opción podría tender a enlentecer el ritmo de juego español si los elegidos son hombres de mucho toque, salvo que se alinearan extremos rápidos que dieran cambio de ritmo. Por otra parte, frente a escuadras que esperen muy replegadas, el tener muchas opciones de “tocar y moverse” antes de abrir a una banda o dar el pase interior pueden servir para abrir la lata.

Si optara por el 4-4-2 con la medular en una única línea, la opción más probable sería ubicar un hombre talentoso como David Silva con libertad en el último cuarto de cancha por detrás del 9 para combinar con los centrocampistas, dar un último pase y crear dudas en la defensa rival sin mantener una posición fija. Éste es el esquema más equilibrado de los mencionados y, a la vez, el que más variantes presenta según los jugadores. Con extremos veloces y verticales y dos delanteros de perfil rematador que finalicen en pocos toques, o cuatro futbolistas de toque con un mediapunta colaborador en acciones ofensivas en pases cortos, son dos caras de una misma moneda.

La ventaja es que con la calidad y el nivel de nuestros seleccionados, el equipo siempre será de garantías. El seleccionador ha convocado futbolistas de diferente corte y esto le permitirá modificar el juego según las necesidades de cada partido. Como hemos comentado, la gestación del juego da muchas posibilidades, pero también la delantera puede adaptarse. Puntas rápidos y regateadores y nueves de remate de cabeza o al primer toque se alternan en el combinado nacional, formando las herramientas perfectas para enfrentar cualquier duelo.

Imagen Seleccion Española 01

Once tipo

En la portería hay ciertas dudas sobre si De Gea o Casillas deben ocupar esa posición. El eterno capítán tiene más galones y veteranía, pero parece que será De Gea el elegido para defender el arco tras su gran temporada con los red devils. Ambos guardametas tienen experiencia suficiente y la confianza del míster para estar bajo los palos. No nos extrañaría que se alternaran en los primeros choques dentro del grupo de clasificación.

En la defensa pocas dudas quedan tras la lesión de Dani Carvajal. Los dos pilares centrales de este equipo, Ramos y Piqué, acabaron el año en gran forma, y serán claves en el devenir de la selección. Por los costados serán Juanfran y Jordi Alba los encargados de defender la camiseta roja, dos laterales de largo recorrido que permitirían colocar por las bandas hombres con tendencia a desplazarse hacia el centro. El tercer central será Marc Bartra, siempre fiable, y Azpilicueta y Bellerín se postulan como teóricos reservas en los laterales izquierdo y derecho, respectivamente.

En el mediocampo anticipar a los titulares es más complejo. Dependiendo de lo que quiera el míster, y con las opciones que tiene, puede elegir varios centros del campo diferentes. Aún así, y dada su tendencia a cerrar con dos pivotes por detrás de un mediapunta más liberado, parece que Busquets e Iniesta son fijos y el otro interior es la duda. Aunque pudiera ser que eligiera a Bruno, e incluso San José, para liberar a Iniesta y a Silva de las labores de recuperación, parece que Koke será el acompañante de Busquets por el centro. Sin ser un recuperador nato, aúna trabajo, llegada y talento en sus piernas. Es el jugador más parecido a Xabi Alonso de los veintitrés convocados. Parece difícil que Fábregas o Thiago jueguen de inicio, aunque podrían hacerlo si el juego lo requiere.

Arriba, no parece que España vaya a inventar en exceso. La presencia de dos nueves puros borra la opción de jugar con falso nueve, y parece que Morata llega por delante por sus características de juego. Un hombre con gran olfato de gol, pero que trabajo mucho en la recuperación del cuero si es necesario, con buena capacidad de regate y con mucha movilidad si el ataque es lanzado en carrera. El delantero juventino se ha ganado el puesto a pulso y parte como titular en la selección.

Acompañado por Silva, falta ver si el entrenador optará por el gol de Nolito, o por el trabajo y veteranía de Pedro, que siempre cumple con la selección. Adúriz y Lucas Vázquez serán las revulsivos, y tendrán minutos de importancia sin lugar a dudas.

La estrella

iniesta

La estrella de este equipo es, sin duda alguna, Andrés Iniesta. Tras un final de temporada al que ha llegado en un momento de forma espectacular, afronta la que podría ser su última cita europea con la selección. Es el comandante del mediocampo español, ahora que no está Xavi Hernández, y de su magia dependerá el desempeño de los suyos en la Eurocopa. Si está bien, es capaz de desarmar él solito a las defensas rivales, manejando todos los conceptos del partido y haciendo que el rival se pierda en un mar de pases y carreras tras el balón.

Opinión de HispaniaFutbol

Las opciones de la selección española son muchas. No hay que olvidar que somos los vigentes campeones de Europa, y que también logramos la edición de 2008. Sin practicar un fútbol tan arrollador como el que nos llevó a los altares de la historia del fútbol, el cuadro de Vicente Del Bosque es perfectamente capaz de ganar el torneo por tercera vez consecutiva. Eso no significa que sea fácil, pero parte entre los favoritos junto a la campeonísima mundial Alemania, la anfitriona Francia y la incombustible Italia. Si son capaces de entrar en el torneo, el gen competitivo que sus jugadores han demostrado durante la temporada, llevando a los equipos españoles a lo más alto, hará que sean un rival durísimo de eliminar, y más si Iniesta sigue al nivel al que estuvo durante la final de Copa del Rey. Esperemos que, una vez más, La Roja se corone como dueña y señora del fútbol europeo.

Comparte este artículo