C. Ronaldo mantiene a una Portugal doblegada al toque de España (3-3)

Portugal: Rui Patricio; Cedric-Pepe-Fonte-Guerreiro; B. Silva-Moutinho-W. Carvalho-B. Fernandes; Guedes-C. Ronaldo.

España: De Gea; Nacho-Piqué-Ramos-Alba; Busquets-Koke; Silva-Iniesta-Isco; D. Costa.

  • Las claves
    • C. Ronaldo hizo un hat-trick de crack mundial
    • España se recompuso dos veces a base de tocar el balón

Fernando Santos sacó a Portugal muy concentrada, con los lusos incordiando a la defensa rival y muy atentos a todos los balones divididos, que inicialmente fueron todos portugueses. El técnico eligió un 4-4-2 con Carvalho claramente de pivote, B. Silva y Moutinho de apoyo a éste,yY Guedes como acompañante de C. Ronaldo, verdadera referencia arriba. Nuestros vecinos mantenían las líneas a rajatabla, con la idea de salir a la contra con los dos delanteros bala, básicamente. Portugal replegaba progresivamente, pero muy pendientes de encimar al centrocampista español que recibía de espaldas para montar un ataque rápido.

Fernando Hierro formó con un 4-2-3-1 donde Nacho fue el lateral derecho titular para contar con tres más fijos atrás por las subidas de Alba, Busquets apoyado por Koke, la línea de tres talentosos con movilidad en ambas direcciones diagonales y con D. Costa buscando espacio entre los centrales. Durante los primeros minutos, por la dinámica intensa contraria, España no presionó demasiado arriba y tuvo que esperar cerca de la propia área.

Portugal España 15-06-18 01

Enseguida hubo novedades, porque con la salida adelantada portuguesa los de Santos tenían muchas opciones de probar jugadas cerca de la frontal. C. Ronaldo tiró una bicicleta y Nacho contactó con su pierna trasera, en lo que fue un dudoso penalti. CR7 no perdonó (1-0, min 4). España trató de salir porque apenas habíamos tocado el balón, pero las ideas todavía no estaban ordenadas y las jugadas eran poco coordinadas, así que las contras lusas llevaban peligro, con Guedes y C. Ronaldo llegando al borde del área y S. Ramos teniendo que hacer grandes esfuerzo para cortar el peligro, ayudado por los sprints de J. Alba.

Pero España quería crecer con el balón y lo logró a base del doble pivote, donde Koke se movía sin parar para dar opciones al presionado Busquets y la línea de mediapuntas apareciendo con mucho criterio. Desde que Isco, Iniesta y Silva entraron en contacto con el esférico empezamos a pisar área y Portugal se replegó intensamente. Inicialmente se usó mucho la banda izquierda, pero progresivamente Nacho y Silva se buscaron para dirigir el ataque también por la derecha. El empate llegó en un centro largo de Busquets que D. Costa controló y, tras regatear dos veces a los centrales, la clavó abajo al segundo palo (1-1, min 24). España siguió tocando en corto y moviéndose entre el bloque medio y bajo de Portugal gracias a la calidad hispana y las ocasiones llegaron. Isco mandó un remate al palo y Koke rozó el gol de tacón en disparo desde la zurda. También aportó bastante Costa, que no sólo esperó a recibir entre los marcadores, sino que bajó a desahogar la circulación.

Pero los contraataques portugueses llevaban peligro y al final de la primera mitad Portugal robó un balón en campo contrario que llegó a Guedes en la frontal. Éste cedió a C. Ronaldo, que chutó fuerte con la izquierda. El disparo raso se le escapó a De Gea y España se fue al vestuario con un inmerecido jarro de agua fría (2-1, min 44).

La segunda parte empezó con España dominando, sabedora de que la fórmula estaba en perseverar con combinaciones y talento, moviendo más el cuero en el balcón del área y con más pases profundos a la espalda de los defensas. Además, Nacho tomó protagonismo por el carril derecho, permitiendo ensanchar el campo y mover el sistema defensivo luso, lo que hizo que las sensaciones fueran de más cercanía al gol por parte española. España empató en una falta sacada en largo por Silva al segundo palo que Busquets cedió al área pequeña, donde D. Costa remachó con el instinto de un killer puro (2-2, min 55). Ahora fue Portugal quien se convirtió en la víctima del fútbol alegre de España y un balón cruzado al pico derecho del área lo cazó Nacho en una volea preciosa para dar al palo y poner a La Roja por delante (2-3, min 58).

Tras estabilizarse el encuentro tras los dos tantos españoles, empezaron los cambios. F. Santos cambió las dos bandas metiendo a Joao Mario y Quaresma por B. Fernandes y B. Silva y retrasnado a Guedes al extremo zurdo. También entró A. Silva por el propio Guedes para terminar con dos puntas rematadores sin variar de sistema. Hierro tampoco tocó la disposición, pero refrescó a Iniesta y D. Costa por Thiago y Aspas y luego a L. Vázquez por D.Silva.

Portugal España 15-06-18 02

España pasó a tener otro mediapunta asociativo con Aspas y a un Thiago entonadísimo que se hizo cargo de las operaciones defensivas con conducciones y acercamientos que siempre fueron comprometidos para la zaga portuguesa. Lo mismo hizo Koke atrás, dando una clase magistral de cobertura y ayudas que incluyó el bloqueo a un chut dentro del área. Portugal renovó bríos con los cambios y pudo achuchar los últimos diez minutos con córners y centro laterales que forzaron a los centrales. C. Ronaldo redondeó su cuenta al aprovechar a la perfección una falta de Piqué que envió a la escuadra izquierda de De Gea (3-3, min 88).

Empate en el mejor partido de lo que llevamos de Mundial y del que debemos sacar como conclusiones lo positivo de reponerse de recibir gol en dos ocasiones. Ahora, a coger carrerilla para pasar sin apuros del grupo y empezar con las eliminatorias.

[feather_share]

Comparte este artículo