Community Shield: Agüero y los centrales del Chelsea le dan otro título a Guardiola (Chelsea 0 – Manchester City 2)

Empezó la temporada en el fútbol inglés como es habitual con la Community Shield. En Wembley se citaban el campeón de Premier y el de la FA Cup en circunstancias diferentes. El Manchester City con un proyecto de continuidad y la mirada puesta en asaltar la Champions y el Chelsea presentando oficialmente a su nuevo técnico, Maurizio Sarri. El City salió con Bravo – Walker, Stones, Laporte, Mendy – Fernandinho, Foden, Bernardo Silva – Mahrez, Sané y Agüero. El Chelsea con Caballero – Azpilicueta, Rüdiger, David Luiz, Marcos Alonso – Jorginho, Cesc, Barkley – Pedro, Hudson-Odoi y Morata.

Sarri dejó claro que su 4-3-3 es innegociable pero su equipo comenzó bastante desubicado. La presión no estaba bien realizada y esa descoordinación provocaba que la línea defensiva no sabía si salir o plantarse. La primera media hora fue de claro dominio de los de Guardiola, destacando Mahrez y Mané. Al argelino se le veía ansioso por agradar a su nuevo entrenador pero siempre le sobraba un regate o recorte, mientras el alemán estaba convirtiendo el partido en una pesadilla para Azpilicueta.

Tras varios avisos de Sané y el Kun, en el minuto 13, esa separación de líneas blues provocó que Foden recibiera sólo entre líneas, tras una breve conducción encontró al Kun quien con un zurdazo bajo y cruzado batió a su paisano Caballero. 1-0 en el marcador, gol 200 del argentino con la camiseta citizen y Rüdiger retratado tras haber hecho una cobertura lamentable. El City fue progresivamente bajando el ritmo hasta que el juvenil Hudson-Odoi avisó con un buen tiro con efecto que salió cerca de la cruceta de Bravo. Esto pareció espolear al Chelsea que acabó la primera mitad dominando pero sin inquietar demasiado.

En el descanso Guardiola introdujo a Gündogan por Sané para tener más toque y cuerpo en la medular y de paso, adelantar a un Bernardo Silva algo perdido como volante. El movimiento táctico surgió efecto porque el City volvió a dominar el tempo del partido y el Kun tuvo una clara tras driblar a Caballero y lanzar su chut al lateral de la red. El Chelsea volvió a sus dudas inciales alargando el equipo y en una de esas malas basculaciones Bernardo Silva recibió cómodo para filtrar un pase al Kun, quien ante la pasividad de David Luiz puso el 2-0.

Automáticamente se inició el carrusel de cambios (en la Community se pueden hacer hasta seis por equipo). Sarri buscó con Willian, Moses y Tammy Abraham relevar a su negado tridente inicial. Guardiola fue cambiando a cuenta gotas. Sacó a Gabriel Jesús, luego al malagueño Brahim Díaz por Foden, quien dejó una grata impresión. Sarri nunca obtuvo reacción y mientras, Mahrez y Agüero pudieron matar el partido antes de que el argentino fuese sustituido en el 80 por Kompany en un claro mensaje conservador de Guardiola. Brahim también tuvo una ocasión y la última fue para Moses tras un barullo en el área provocado por una mala parada de un Bravo inseguro en las pocas veces que tuvo que actuar.

Guardiola añade otro título a su palmarés aunque su City sigue dejando la sensación de no controlar los partidos y de ser bastante endeble en esos picos bajos de juego. Sarri estuvo todo el partido haciendo anotaciones y mucho va a tener que trabajar para instalar su sistema. Cuando se incorporen con Kanté y Hazard algunas cosas se arreglarán, eso es evidente, tanto como que si se va Courtois al Real Madrid el fichaje de un portero será imprescindible.

Fotos: www.mancity.com, www.chelseafc.com, www.thefa.com

[feather_share]

Comparte este artículo