Correa fue la llave para abrir el bloque del Athletic (2-0)

Atl. Madrid: Oblak; Trippier-Felipe-Hermoso-Lodi; Koke-Thomas-Saúl-Lemar; Correa-Morata.

Athl. Bilbao: U. Simón; Capa-Núñez-Martínez-Yuri; U. López-D.García; Muniain-R. Garcia-Córdoba; Williams.

  • Las claves
    • El juego aéreo del Athletic fue más productivo
    • La consistencia de ambos equipos hizo que el duelo se decidiera por detalles
    • El Atleti controló la segunda mitad y apenas sufrió para conservar su ventaja

Con dos equipos tan serios y bien colocados sobre el campo hubo pocas florituras. Casi siempre se jugó en el centro y la velocidad disminuía cerca de las áreas. Garitano fue un poco más específico al diseñar la disposición de su once, con doble pivote y línea de tres en el centro para complementar la movilidad de Williams. Simeone no varió su 4-4-2, salvo porque la baja de Joao Félix la suplió con Koke en la derecha y Lemar en la izquierda.

Se vio pronto que ninguno iba a despistarse en vigilancias y que los espacios escasearían. De ahí que las pocas oportunidades por el centro aparecieran por combinaciones rápidas y precisas y fue el Athletic quien se acercó primero. Además, los leones sacaron mucho de esquina y enseguida Íñigo Martínez cabeceó a la escuadra, pero Oblak hizo un paradón a una mano. Dominaban los visitantes con estas jugadas y luego con las apariciones de Yuri y Capa, que ensancharon el campo y metieron centros laterales que fueron bien defendidos por los colchoneros.

Los locales respondieron con contundencia tras varios intentos fallidos de conectar con Morata en largo, lo que solía terminar en fuera de juego o balón para la defensa rival. Fue Correa quien marcó las diferencias moviéndose entre líneas con la cabeza levantada. El argentino rompió el partido con un control orientado con el que se internó en el área, recortó hacia dentro y cedió atrás. Saúl remató con la zurda y puso por delante a los suyos (1-0, min 28).

El gol dio aire a los rojiblancos, que empezaron a encontrar a Correa y Morata y contaron con las subidas largas de sus laterales. Esto hizo que tanto la posesión como el juego en campo rival mejoraran mucho para los del Cholo. El Athletic no dejó de intentarlo, sobre todo cuando Muniain empezó a hacer pases profundos para un inspiradísimo Capa y a inventarse centros cruzados al área. Williams estuvo discreto porque la seriedad de la zaga atlética no le concedió huecos, pero Raúl García se responsabilizó de los remates. Destacó un chut lejano pero fortísimo que de nuevo Oblak sacó a córner con una mano.

En la segunda mitad el Atlético usó la ventaja para bajar la intensidad ofensiva. Además, ninguno hacía presiones altas y esto permitía a quien tenía el esférico diseñar las acciones según sus intereses. Se hacía necesario mover el banquillo y Garitano sacó a Córdoba por Ibai, pasando Muniain a la banda zurda. Con esto los visitantes buscaron más centros, pero Aduriz no entró por Williams hasta varios minutos después. Quizás, por el escaso protagonismo de Iñaki y el tipo de ataques con balones altos, la sustitución habría sido mejor antes. Esta tónica  favorable a los locales favoreció más llegadas y Koke encontró a Correa por el carril derecho dentro del área. El argentino continuó profundizando e hizo un pase paralelo a la línea de fondo que fue la asistencia a Morata para el segundo (2-0, min 64).

Atletico Madrid Athletic Bilbao 26-10-19 01

Variante defensivo del Atlético en final de partido con Saúl completando una defensa de cinco y Vitolo de enganche

El que adecuó los cambios a sus intereses tácticos fue el Cholo. Quitando a Correa y Morata metió a Herrera y Diego Costa. Incluso Saúl se fue un poco a la izquierda para cubrir las subidas rivales, con lo que prácticamente se pasó a defensa de cinco con Lemar (luego sustituido por Vitolo) alternando entre el centro del campo y el espacio detrás de D. Costa. Las modificaciones bilbaínas no sirvieron como revulsivo y los madrileños apagaron el encuentro.

Fotos: laliga.com / atleticodemadrid.com / athletic-club.eus

Capturas:  Movistar +

Comparte este artículo