Crónicas del Mundial de Rusia 2018: Día 2 de julio

 

BRASIL 2 – MÉXICO 0

Comenzó con mucho ritmo México metiendo a Brasil en su campo pero sin gozar de ocasiones claras. La más destacable fue un jugadón de Lozano a cuyo centro no llegó Chicharito. El partido se fue equilibrando y Neymar puso la primera gran ocasión tras un magnífico quiebro en el área pero se topó con la salida de Ochoa. Gabriel Jesús en una jugada embarullada y Coutinho con un disparo alto amenazaron con abrir el marcador antes del descanso

La segunda mitad comenzó con otro paradón de Ochoa a Coutinho. Un galopada de Gallardo finalizó con el lateral izquierdo disparando cerca del poste derecho de Alisson. A continuación, una jugada entre Neymar y Willian acabó con un pase del medio del Chelsea que Neymar empujó en boca de gol.

Carlos Vela pudo empatar pero su tiro salió centrado y alto, fácil para Alisson. Ochoa se empeñaba en mantener el suspense en el marcador respondiendo bien a tiros de Paulinho y Willian. Neymar tuvo el 2-0 pero se topó con Salcedo. Con el paso de los minutos, Brasil empezó a contemporizar ante una México bloqueada e incapaz de hilar jugada alguna. Con los de Osorio cansados y descolocados, un contra llevada por Neymar que no pudo culminar por el pie de Ochoa fue rematado por Firmino, era el minuto 87 y sensación de cuento acabado. México buscó su gol hasta el final en la cabeza de Jiménez, pero no tuvo premio.

Brasil llega a cuartos dando sensación de ser cada partido más sólida. México vuelve a toparse con el muro de octavos en un Mundial de más a menos.

BÉLGICA 3 – JAPÓN 2

Kagawa dio el primer aviso del partido con un disparo que inquieto a Coutois. A partir de ahí, el protagonismo fue casi exclusivo de Bélgica. Los de Martínez dominaban pero no terminaban de crear una ocasión clara de verdad. Lukaku tuvo un par de tiros forzados, Kompany mandó un cabezazo muy cruzado, Witsel desde la frontal lanzó alto o Mertens hizo su clásico disparo de rosca pero muy suave. Japón se rehízo en el tramo final con una cabezazo flojo de Inui y con un desvío de balón por parte de Osako que estuvo a punto de sorprender a Courtois. Así terminó un primera parte con más ritmo que ocasiones claras.

La reanudación empezó por todo lo alto. Un contragolpe iniciado por Inui quien pasa a Shibasaki cuyo pase en profundidad es aprovechado por Haraguchi tras un fallo de medición de Vertonghen para batir cruzado a Courtois. Hazard respondió al palo en la jugada siguiente.

Antes de que Bélgica asentara su reacción, Inui puso el segundo con un golazo desde la frontal. Lukaku falló un cabezazo claro para acortar distancia pero a Bélgica le seguía costando avanzar. Un córner con varios rechaces acabó con un balón llovido que Vertonghen, queriendo ponerla en el área pequeña de cabeza, terminó por colarla por el segundo palo. La inconsistencia de Kawashima dio aire a Bélgica. Pocos minutos después, un buen centro de Hazard lo cabeceó a gol Fellaini.

Tras el empate el partido entró en la fase del miedo. Honda tuvo una llegada peligrosa y luego Kawashima se redimió ante los cabezazos consecutivos de Chadli y Lukaku. Bélgica buscó más el gol en los minutos finales pero el descuento comenzó con un casi autogol belga. Honda en una falta lejana estuvo a punto de decidir el partido pero Courtouis mandó a córner. El mismo fue a manos de Courtois que sacó rápido para montar una contra arquetípica llevada por De Bruyne, quien abrió a Lukaku para pasar a Chadli y marcar el 3-2. El árbitro ya sólo dejó sacar de centro para pitar el final.

Bélgica retoma sus dudas antes de medirse a Brasil en cuartos. Japón ha vuelto a pecar de inocente pero su Mundial ha sido más que digno.

[feather_share]

Comparte este artículo