Crónicas del Mundial de Rusia 2018: Las semifinales

FRANCIA 1 – BÉLGICA 0

La primera semifinal del Mundial de Rusia dejó un partido disputado que se acabó en cuanto Francia se adelantó en el marcador. Bélgica salió con la intención de dominar pero pronto Francia mostró los colmillos con un balón largo que estuvo a punto de alcanzar ese cohete que responde por el nombre de Mbappé. Los belgas respondieron con un bello pase de Bruyne a Hazard quien cruzó demasiado su tiro. Matuidi puso a prueba a Courtois con un potente chut centrado y Hazard volvió a probar suerte pero Varane desvió con la cabeza pegando el balón en el larguero. Toda esta cadena de ocasiones se cerró con un paradón de Lloris a disparo de De Bruyne. Giroud y Pavard, este último tras un gran pase de Mbappé pusieron las últimas ocasiones de un primer acto entretenido y jugado a toma y daca.

En el minuto 50, un córner lanzado por Griezmann fue rematado a gol en el primer palo por Umtiti al imponerse a Fellaini tras dejar atrás a Alderweireld. Con el 1-0, Francia se puso el mono de trabajo y se dedicó a cercenar cualquier iniciativa creativa belga, quienes sólo dispusieron de un cabezazo de Fellaini y de un potente disparo lejano de Witsel para empatar. De Bruyne y Hazard, totalmente anulados. En el descuento, con los de Martínez volcados en ataque, Griezmann tuvo una clara pero su chut con la derecha fue muy flojo y en otra ocasión, Tolisso se topó con una fenomenal mano abajo de Courtois.

De este modo, Francia selló el pasaporte para disputar su tercera final mundialista demostrando solidez y pegada, una combinación que suele ser ganadora. Bélgica vuelve a toparse 32 años después con el tope de las semifinales pero en Rusia dejaron de ser una lujosa colección de cromos para dar sensación de equipo.

CROACIA 2 – INGLATERRA 1

La segunda semifinal empezó con un terremoto cuando Trippier coló una falta por la escuadra en el minuto 5. La primera mitad fue de dominio inglés aunque no conllevó grandes ocasiones salvo una doble de Kane que no acabó en el 0-2 por el egoísmo del goleador del Tottenham. En el otro lado, Croacia se mostraba bloqueada, en especial su motor, la pareja Modric-Rakitic. Perisic fue el único croata que intentaba llevar peligro ante Pickford aunque era un ejercicio de voluntarismo por encima de la eficacia. Una jugada made in Tottenham entre Alli y Kane acabó en el pies de Lingard quien chutó de forma defectuosa. Fue lo último reseñable del primer acto.

Tras el descanso Croacia cogió la manija del partido con Perisic persistiendo en su fe particular. Primero estrelló un remate contra la defensa, fue el aviso. Minutos después, un magnífico centro de Vrsaljko fue rematado a gol por Perisic rozando el juego peligroso ante un confiado Walker. El 1-1 estuvo a punto de ser fugaz porque el propio Perisic mandó un remate cruzado al palo. Lingard tuvo la mejor opción para los de Southgate pero volvió a rematar con poco acierto. Con una doble remate entre Mandzukic y el omnipresente Perisic y un cabezazo forzado de Kane el partido se fue a la prórroga. Tercera consecutiva para los balcánicos y segunda en total para los ingleses.

Dalic y Southgate estuvieron jugaron al póker con los cambios durante la segunda parte y los administraron durante el tiempo extra para sustituir a aquellos a los que las fuerzas les abandonban. Un remate de cabeza de Stones tras un córner sacado con Inglaterra en formación en “I” a lo NFL fue sacado bajo palos por Vrsaljko fue la primera opción de gol en la primera mitad de la prórroga. Luego, Mandzukic remató en boca de gol un gran centro de Perisic pero Pickford desvió con la rodilla. En el minuto 109, un balón llovido es prolongado por Perisic en el pico del área para llegar a un rápido y habilitado Mandzukic, quien fusila a Pickford. 2-1 y locura croata que casi se llevan por delante a varios fotógrafos en la celebración. Para Inglaterra fue demasiado duro el golpe mientras Croacia parecía no notar la gran acumulación de minutos para culminar su gesta.

Croacia jugará la primera final de su corta historia, empezaron a competir en Francia 98, y el domingo podría coronar al gran trío Mandzukic-Modric-Rakitic, aunque Perisic hoy se ha ganado un hueco importante en esa ansiada foto. Inglaterra, una vez supere la decepción y haga balance, pondrá en valor el buen trabajo realizado por Southgate quien ha sabido exprimir al máximo un equipo con carencias, especialmente en la medular.

[feather_share]

Comparte este artículo