El Athletic empieza la liga ganando al Barcelona con un Aduriz de videojuego (1-0)

Athl. Bilbao: U. Simón; Capa-Yeray-U. Núñez-Yuri; De Marcos-D. García-U. López-Muniain; R. García-Williams.

Barcelona: Ter Stegen; Semedo-Piqué-Lenglet-J. Alba; De Jong-Aleñá-S. Roberto; Dembelé-L. Suárez-Griezmann.

  • Las claves
    • Los “nuevos” del Athletic se adaptaron mejor a la dinámica del equipo
    • Griezmann no aportó ni desde la banda ni como delantero centro
    • Aduriz decidió el partido con una chilena espectacular en su primer balón

Gaiza Garitano sacó un 4-4-2 convencional con las novedades de U. Simón bajo los palos, Capa de lateral derecho para adelantar a De Marcos al centro y Unai López como mediocentro con responsabilidad creativa. Los leones salieron muy fuertes en la presión y en las convicciones y no dejaron que el Barça pudiera tocar cómodo desde atrás. Muniain, Raúl García y Williams estaban pendientes de salir rápido a los huecos y llegaron muchas veces a las proximidades del área contraria. En defensa, escuadra ordenada y trabajo en todos los sectores para no dejar el pase vertical libre.

Athletic Bilbao Barcelona 16-08-19 01

Ernesto Valverde sacó su clásico 4-3-3 con tremendas variaciones. La ausencia de Messi era obligatoria y Dembelé ocupó su puesto, pero es que el trivote fue completamente nuevo con De Jong de cierre acompañado por Aleñá y S. Roberto, tal y como se preveía que se adelantaría la posición del canterano este curso. Ésta fue una de las zonas que naufragó en San Mamés y tuvo que ser modificada para buscar ser más incisivos. El trabajo de recuperación fue bastante bueno, con acoso rápido tras pérdida y colocación a los huecos del rival saliendo para llegar con pocos toques, aunque tampoco se perforó mucho la zaga por los fallos propios y los aciertos de los centrales vascos.

El partido empezó igualado por el físico local y el toque culé, pero nuevamente vimos un Barcelona poco profundo que no se acercaba a portería, salvo cuando J. Alba percutía en velocidad. Las primeras aproximaciones las tuvo el Athletic en acciones rápidas donde Williams optó por chutar desde fuera o por meterse en el área y rematar. Ter Stegen atajó sin problemas dada su ubicación acertada y sus grandes reflejos. Los blaulgranas no generaban ocasiones y ni Griezmann ni Dembelé provocaron la superioridad o faltas desde los costados. Luis Suárez se lesionó y entró Rafinha, quedando Griezmann de delantero y aquél momentáneamente por banda izquierda. Al descanso se llegó con dos equipos intensos pero sin efectividad. La mejor de los barcelonistas la tuvo Rafinha en un zurdazo lejano que Unai desvió a la cruceta.

Athletic Bilbao Barcelona 16-08-19 02

De vestuarios ya volvieron los visitantes con Rakitic por Aleñá y cambio de sistema a 4-2-3-1 con el croata junto a De Jong, Dembelé por la izquierda, S. Roberto por la derecha y Rafinha de mediapunta. Rafinha fue de los mejores, ofreciéndose en todas las zonas comprometidas e incorporándose a la frontal. Se notó enseguida la mejoría y la posesión era permanentemente del Barcelona con el Athletic replegado y vigilando pases y espacios. Tuvo el vigente campeón un tramo de unos quince minutos donde rondó la caja, pero ya hemos dicho que los delanteros no tuvieron el día y no atinaron entre los tres palos. La mejor ocasión, otra llegada de segunda línea –esta vez de Rakitic – con remate alto. Los vizcaínos aguantaron y fueron sacando la cabeza con avisos de contraataques con criterio. Garitano escalonó los tres cambios (Sancet por De Marcos, Beñat por U. López y Aduriz por Williams), logrando mantener ritmo y rendimiento; mientras que Valverde utilizó al joven C. Pérez (por S. Roberto) como extremo derecho puro, aunque éste no pudo ser protagonista. El juego por banda visitante había sido casi exclusivo por la izquierda, con un Rafinha que tendió al centro cuando estuvo ubicado en banda diestra y un S. Roberto gris.
El Athletic había realizado un par de combinaciones meritorias por la derecha entre De Marcos y Capa, y fue el lateral derecho quien en los últimos minutos persiguió un balón casi hasta línea de fondo y metió un centro de primeras. El balón alto lo cazó Aduriz en una chilena espectacular más allá del punto de penalti –si no la vieron en directo, vean las repeticiones- que fue el gol del triunfo (1-0, min 89).

Buen partido para empezar la liga por escenario, equipos históricos e intensidad que nos deja el recuerdo del golazo de Aduriz en el principio de su última temporada, pero donde las cosas por madurar de los conjuntos todavía son muy evidentes.

Fotos: laliga.es / fcbarcelona.es

Comparte este artículo