Empate a vértigo ofensivo entre R. Sociedad y Barcelona (2-2)

R. Sociedad: Remiro; Zaldúa-Zubeldia-Llorente-Monreal; Portu-Guevara-Merino-Oyarzábal; Odegaard-Isak.

Barcelona: Ter Stegen; S. Roberto-Piqué-Lenglet-J. Alba; Rakitic-Busquets-De Jong-Griezmann; Messi-L. Suárez.

  • Las claves
    • Ambos equipos apretaron intensamente  al rival en campo contrario
    • El Barcelona sigue demostrando que sus llegadas son mortales
    • El mejor fútbol se vio cuando el esférico se acercaba con velocidad al área

El partido empezó con un ritmo alto en campo contrario por parte de los dos conjuntos, que buscaron robar arriba para finalizar rápido. Durante cinco minutos no hubo dueño del balón, pero la Real consiguió dominar manejando con pocos toques. Los donostiarras tenían un bloque medio más sólido, con Guevara y Merino pivotando y Odegaard asomándose a recibir y sacando en conducción. Portu desahogaba por la derecha y se postulaba como medio para subir la pelota por la derecha, mientras que Isak no se limitó a esperar el balón, sino que se retrasó para combinar. Imanol Alguacil sacó un 4-4-2 donde Odegaard alternaba entre la punta y la medular y eso dio más poderío a la circulación local.

Real Sociedad Barcelona 14-12-19 01

Ambos clubes presionaron mucho al bloque bajo rival y el juego con los pies de los porteros

Los de Valverde estuvieron muchos minutos sin apenas tocar el balón, que además dependieron de Messi para crear juego ofensivo. El sistema 4-4-2 en defensa se modificaba con Griezmann metiéndose en la delantera desde la derecha y la subida de los laterales. Messi condujo y se fue en varias ocasiones, pero algo lejos de la frontal y muy marcada con ayudas defensivas rivales. Su socio posicional en ataque fue L. Suárez. El argentino encontró buenos socios en Jordi Alba y Sergi Roberto, que alcanzaron línea de fondo para meter el pase atrás.

El marcador se inauguró tras un saque de esquina realista. Busquets agarró a un rematador y el colegiado señaló penalti. Oyarzábal lo transformó esperando la estirada de Ter Stegen (1-0, min 12). El Barcelona reaccionó con unas cuantas combinaciones rápidas que metieron tensión en la zaga txuri-urdin, pero los locales reconquistaron el balón y llegaron constantemente al área barcelonista. La Real sobrepasaba la presión visitante tocando y cambiaba el juego para buscar los espacios. Los centrales culés reculaban por la velocidad de los puntas, que dejaban el esférico a los centrocampistas o los laterales para meter el cuero en centros. También probaron los donostiarras con disparos de media distancia cuando encontraron tiempo para apuntar.  En este tramo de agobio del Barcelona destacó Piqué, quien hizo varias coberturas de gran nivel.

En el último cuarto del primer tiempo bajó un poco la velocidad del juego y el Barcelona tomó algo de aire. El empate lo generó Luis Suárez, que aprovechó un error de cálculo de Llorente. El central trató de anticipar un balón aéreo, pero el bote le sobrepasó. El 9 del Barça condujo y abrió a la derecha para que Griezmann continuara corriendo y definiera picándola sobre Remiro (1-1, min 38).

A la vuelta de vestuarios pareció que la Real se ponía por delante con una salida tensa y un buen centro desde la izquierda que no llegó a Isak. Pero fue el Barcelona el que anotó. En la primera pelota bien hilada por el centro del campo, Busquets dio un pase alto perfecto a la espalda de Llorente. Messi lo controló y se fue en carrera para ceder a L. Suárez. El charrúa remató a placer el segundo (1-2, min 49). El tercero estuvo a punto de caer en un saque de esquina que Piqué cabeceó a gol, pero Merino salvó cerca de la línea.

Real Sociedad Barcelona 14-12-19 02

En el trepidante segundo tiempo, la Real Sociedad monto varias contras conducidas por sus centrocampistas

Alguacil decidió cambiar el extremo derecho, sacando a Portu e introduciendo a Januzaj. Los suyos volvieron a resurgir por carácter, porque parecían agotados. Su fortaleza surgió de cargar el juego en el último cuarto de cancha. En un balón recuperado en el centro, Oyarzábal esperó el enésimo desdoblamiento de Monreal, que puso un centro fuerte raso. Ter Stegen no la dejó pasar y metió la mano, dejando un balón muerto en el área pequeña. Isak estaba bien colocado y la remachó (2-2, min 62). Ahora mandaba la Real, con Oyarzábal y Odegaard dirigiendo los acercamientos a toda velocidad y siendo verticales. Los locales tuvieron numerosos rechaces que pudieron convertirse en gol, pero no acertaron. Willian José por Isak fue la última sustitución local y el brasileño protagonizó la culminación de varias buenas acciones ofensivas de sus compañeros .El choque era un intercambio de contraataques con escaso paso por el centro del campo.

Valverde quitó a J. Alba por Semedo y modificó la medular con Aleñá y Vidal por Busquets y Rakitic, quedando De Jong como pivote. La dinámica no fue diferente y el encuentro terminó con un toma y daca que nadie pudo concretar en gol.

Empate bastante justo en San Sebastián entre dos equipos valientes y ofensivos donde cualquiera pudo ganar los tres puntos.

Fotos:  laliga.com / realsociedad.eus

Capturas de pantalla: Movistar +

Comparte este artículo