España, de repente, la tormenta perfecta

Tras la derrota contra Italia en los octavos de la EURO16, España se concienció de que la brillante era Del Bosque se había acabado. Lopetegui, doble campeón de Europa con las selecciones inferiores, fue el elegido para dar continuidad al proyecto. El técnico vasco inició una labor de reseteo que funcionó a la perfección, recuperando viejos conceptos pero sin aferrarse al sistema de Del Bosque. La fase de clasificación fue menos sufrida de lo esperado por la irregularidad italiana y por la contundente victoria sobre los transalpinos en el Bernabéu. La condición de invicto del técnico vasco al frente de la Selección hacía que navegase en la más absoluta tranquilidad.

El anuncio de su fichaje por el Real Madrid ha provocado que la RFEF tome la temeraria decisión de cesarle y colocar a Fernando Hierro como sustituto. Es de suponer que Hierro no tome decisiones rupturistas y que su labor se centre en la labor psicológica y procurar que los jugadores no se mareen en medio de esta tormenta perfecta. Aislar, tranquilizar y dejarse aconsejar también por un vestuario que no quería el cese de Lopetegui. Hierro tiene la tranquilidad de que nadie le podrá reprochar nada, incluso si hay un fracaso absoluto. España no suele iniciar bien los mundiales y esta vez se trata de jugarse el ser primero de grupo contra la vecina Portugal en medio de todo este ruido. Con Marruecos e Irán de compañeras de grupo, España debe estar en octavos. El problema es que ser segunda casi seguro le condenará a un terrible cruce contra Uruguay. España está en el top 5 de favoritas.


Puntos fuertes

– El equipo ha recuperado conceptos como la circulación rápida de balón o la presión sobre la defensa rival

– Jugadores como Carvajal, Isco o Thiago han dado el paso adelante necesario para mantaner a España en el máximo nivel

– La infinidad de variantes en ataque favorece su fútbol de posesión y asociativo. Pueden aburrir al rival a base de perseguir sombras

Puntos débiles

– No hay forma más contraproducente de afrontar un Mundial como la derivada del “caso Lopetegui”. Hierro tendrá un rol más de bombero y psicólogo que de entrenador

– Tiene serios problemas cuando no controla el ritmo del partido. Sufre demasiado sin balón y en partidos locos

– Que un jugador fundamental como Busquets no tenga relevo natural y que no haya un nueve titular claro, pueden ser lastres para el equipo 


JUGADORES CLAVE

La estrella: ISCO Alarcón

El malagueño es un mediapunta de clase, habilidoso y con gran visión de juego que, pese a no consolidarse como fijo en el Real Madrid, con Lopetegui ganó confianza y protagonismo. Tiene en Rusia la gran oportunidad de su carrera para alcanzar el nivel de crack mundial.

Andrés INIESTA

Héroe del fútbol español para la eternidad, el barcelonista sigue dando lecciones de fútbol cuando sus piernas le dejan. Jugador de físico endeble, el tiempo corre en su contra pero sus destellos de calidad pueden ser decisivos.

David SILVA

El mediapunta canario se ha destapado como un inesperado goleador en la era Lopetegui. En el Manchester City está alternando como mediapunta y como volante, rindiendo bien en ambas posiciones.


EL SELECCIONADOR

Fernando Hierro

Nació en Vélez-Málaga el 23 de marzo de 1968. Central o mediocentro defensivo, marcó una época en el Real Madrid (jugó 14 temporadas y ganó 5 Ligas y 3 Champions) y en la Selección (jugó 89 partidos y disputó 4 Mundiales y 2 Eurocopas). Desde su retirada ha estado vinculado a la RFEF en puestos directivos. En la temporada 14-15 sustituyó a Zidane como segundo entrenador de Ancelotti en el Real Madrid y en la 16-17 fichó por el Real Oviedo en Segunda División no consiguiendo el objetivo de ascender. En Oviedo alternó el 4-2-3-1 con el 4-2-2. Era un equipo muy fiable en casa pero bajaba mucho su rendimiento como visitante. En Rusia no se espera que cambie muchas cosas pues no dispone de tiempo para ello. Será el técnico menos presionado de todo el campeonato.


EL ONCE TIPOEspaña once tipo Mundial 2018 01

Portero

De Gea ha asumido con tranquilidad y eficacia la era post-Casillas. Reina aportará veteranía y buen ambiente en el vestuario. Kepa se ha ganado la tercera plaza pese a una temporada con altibajos.

Defensa

Piqué y Ramos siguen formando la mejor dupla de centrales del fútbol de selecciones. Sufren bastante a campo abierto. Carvajal y Alba suben con frecuencia creando peligro. Alba se fía mucho de su velocidad. Esta línea se mantendrá fija salvo lesión o sanción. La versatilidad de Nacho le permite jugar en cualquier puesto de la zaga. Azpilicueta y Monreal pueden adaptarse al centro en una defensa de tres centrales. Odriozola ha irrumpido con fuerza en el lateral derecho. Una baja de Alba la cubriría Monreal.

Centro del campo

Busquets no tiene su puesto duplicado, es fundamental. Thiago se juega un puesto con Koke salvo que Iniesta juegue más adelantado. Silva e Isco son tan versátiles que pueden jugar de volantes o caer a ambas bandas. Esto es útil para confundir a las defensas rivales. Hierro puede pasar al 4-1-4-1 o al 4-2-3-1 sin cambiar piezas. No hay suplente para Busquets. Koke y Saúl son medios muy versátiles, pueden jugar en el centro o en bandas. Asensio es un mediapunta con mucho talento.

Delantera

Diego Costa ha aprovechado el bajón de Morata en la segunda mitad de temporada. Costa deja dudas porque su estilo de juego no termina de combinar bien con el del resto del equipo. Costa es demoledor con espacios por delante pero en espacios reducidos bajan sus prestaciones. Rodrigo es un nueve completo. La movilidad de Aspas se ajusta mejor al juego del equipo. Lucas Vázquez como revulsivo en banda derecha puede tener opciones.

[feather_share]

Comparte este artículo