España jugó al ataque incluso con diez ante Rumanía (1-2)

España: Kepa; Navas-Llorente-S. Ramos-J. Alba; Fabián-Busquets-Saúl; Ceballos-P. Alcácer-Rodrigo.

  • Las claves
    • La presión tras pérdida de España
    • Mucha calidad en todas las líneas ofensivas hispanas
    • Kepa salvó el empate en los minutos finales

La nueva selección de Robert Moreno logró un triunfo histórico en Bucarest porque la Roja nunca había vencido en tierras rumanas y, a la postre, allanó el camino hacia la próxima Eurocopa. El entrenador catalán tomó las riendas hace poco y en circunstancias desagradables por la inesperada y triste baja voluntaria de Luis Enrique, pero su primer partido oficial deja  un balance francamente positivo. El partido no era fácil: estreno a domicilio frente a un rival complicado, trabajador y conocedor de su oficio. Pero cuerpo técnico y futbolistas demostraron que están a la altura de las circunstancias.

Caras nuevas y hombres recuperados para el combinado nacional, donde formaron de inicio Llorente, Fabián, Ceballos y Paco Alcácer como novedades. En el centro de la defensa se sigue buscando candidato fijo tras la renuncia de Piqué y Llorente viene con una excelente progresión. Espera también su oportunidad de consagrarse Hermoso, así que esa zona está bien cubierta (además de los bilbaínos Íñigo Martínez, Yeray Álvarez y Unai Núñez; el madridista Nacho o el bético Marc Bartra) todos posibles convocados de mucho nivel. Ceballos y Fabián, curiosamente ambos exverdiblancos, son el ejemplo de jugador talentoso que se marcha a buscar más protagonismo en una buena liga y enseguida saca a relucir su calidad. Participaron mucho, fueron verticales, movieron rápido el balón y trabajaron en defensa. En punta volvió un delantero que está en forma, P. Alcácer, titular con puntería en el Borussia Dortmund cuyo buen hacer en la Bundesliga es considerable.

Rumania España 05-09-19 01

Salió España con un 4-3-3 con idea de atacar a una defensa superpoblada en el 5-3-2 férreo de Rumanía. Se contaba con tener mucha posesión, así que los carrileros adelantaban a los centrocampistas del trivote, que en realidad tenían que combinar por el centro para abrir huecos.  La pelota también salía desde los centrales cruzada a las bandas para subir el cuero antes de que se organizara atrás el rival, porque con los rumanos asentados era complicado rematar a portería. Las ocasiones aparecieron porque Rodrigo y Alcácer se movían con desmarques, Alba y Navas corrían y desbordaban y los centrocampistas tocaban y chutaban desde la frontal. Otro concepto interesante fue la altísima presión tras pérdida, lo que a la vez aligeraba la carga defensiva y facilitaba montar ofensivas improvisadas.

Lo más común era que los centrales empezaran a circular el balón apoyados en Fabián y Busquets, con los laterales a su altura y Ceballos y Saúl en tres cuartos de cancha. Alcácer solía permanecer en el centro con movilidad y Rodrigo arrancada desde el costado derecho o se tiraba al centro en función del desplazamiento de Navas.

Rumanía prefería esperar replegada y buscar balones en largo, destacando Puskas por ganar balones divididos, conducciones verticales y apariciones en el área. La idea de los locales era premeditada y la ejecutaban bien. Con rivales menos cerca de su área quizás habría que plantearse laterales más contundentes (Carvajal, Azpilicueta, M. Alonso…), pero contra el planteamiento rumano fue buena elección. Normalmente Rumanía presionaba atrás y España salía por medio de Busquets y Fabián, quedando Saúl como hombre de ida y vuelta por el centro y Ceballos algo más liberado para encarar. Precisamente fue una llegada al área de Ceballos la que provocó el penalti del primer gol, tras recibir un pisotón. Ramos no perdonó, engañando a Tatarusanu (0-1, min 28). No nos fuimos al vestuario con más ventaja porque el portero rumano estuvo perfecto, parando disparos y remates (con el pie y de cabeza) que habitualmente van a las mallas.

España retomó el partido igual, y nada más reanudarse el mismo, Ceballos encontró con un pase magistral a Alba, que cedió para que Alcácer la empujara (0-2, min 46). Rumanía reaccionó subiendo la intensidad y metiendo a Andone por Keseru. El delantero, muy conocido en nuestro país, dejó  huella inmediatamente. En un centro largo desde la derecha Puskas la metió al área y Andone cabeceó entre Llorente y Navas el primero de los locales (1-2, min 58). Los nuestros no perdieron la cara al encuentro e igualaron la agresividad y el entrenador refrescó el equipo por los costados, con Oyarzábal y Sarabia por Rodrigo y Ceballos. El duelo había ganado en velocidad y no era preciso meditar tanto las jugadas porque Rumanía estaba volcada, así que se buscaron los espacios por las alas.

Rumania España 05-09-19 02

En una acción bien ejecutada por los locales, Llorente derribó a Puskas, que se escapaba hacia Kepa, y fue expulsado. Aguantó la Roja 7 minutos sin sustituciones, con el multiusos Saúl de central de fortuna y sin dejar de buscar la salida por las bandas y a la contra, hasta que Alcácer dejó su puesto a Hermoso en el minuto 84. Se pasaron apuros y Rumanía tuvo oportunidades, pero Kepa hizo dos paradas de grandes reflejos a Puskas que sellaron la victoria: una a tiro lateral desde la derecha tras falta ensayada y otra en cabezazo picado cercano tras prolongación de un córner.

Rumania España 05-09-19 03

Emprende Robert Moreno su trayectoria con una victoria trabajada y merecida y un juego ofensivo y entretenido que ojalá nos dé muchas satisfacciones.

Fotos: sefutbol.com

Imágenes del partido: rtve

Comparte este artículo