España sólo supo cambiar el ritmo para acelerar y Noruega terminó empatando (1-1)

España: Kepa; Navas-Albiol-S. Ramos-Bernat; Fabián-Busquets-Saúl-Ceballos; Oyarzábal-Rodrigo.

Noruega: Jarstein; Alessami-Ajer-Nordtveit-Elabdellaoui; Selnaes-Henriksen-Berge-Johansen; Odegaard-King.

  • Las claves

    • Noruega evitó que la posesión española fuera productiva
    • Cuando España cambió el ritmo de los pases arriba encontró el gol
    • No ralentizar la última media hora de partido dio la opción de empatar a Noruega

Robert Moreno utilizó un 4-1-4-1 con variantes ofensivas ante el previsible estilo conservador del rival. Con dos delanteros móviles y hábiles se trató de no dar referencia a los centrales y los cuatro interiores jugaban por dentro para dar amplitud a través de los laterales. La intención era evidente al colocar a Ceballos y Fabián a pierna cambiada, orientando el juego hacia el centro con toque corto y los chuts en vez de los desbordes. Con el repliegue nórdico, incluso se llegaba a tener defensa de tres con Saúl volcado a la izquierda junto a S. Ramos y Albiol para tener más hombres en campo contrario.

Noruega Espana 12-10-19 01

España utilizó a Saúl para empezar jugadas combinando con los centrales en posesión

Lagerback formó a Noruega en un 4-4-2 muy táctico y sobrado de físico que presionaba más cuanto más atrás empezaba a jugar España y con mucho cuidado de dejar las dos líneas de atrás muy juntas para evitar el pase interior rival. Los puntas salían a por los defensores cuando tenían la pelota en situaciones poco favorable y entonces los centrocampistas noruegos encimaban a los nuestros para provocar el fallo y la salida rápida.

Noruega Espana 12-10-19 02

Mínimos espacios y vigilancia constante entre defensa y centro del campo noruegos

España empezó teniendo el balón casi todo el tiempo y se interpretó bien la circulación rápida, pero había poca verticalidad. Esto trataba de mejorarse con cambios de banda y la explosividad de los carrileros, sobre todo la de un Navas que está a un nivel tremendo. Así se generaron varios centros y algún pase raso con bastante peligro. También se probó algún disparo desde la frontal, pero no fue lo suficientemente potente para batir al portero. Noruega fue ganando confianza al ver al contrario incómodo y cuando fue teniendo posesión el cuero pasaba por las botas de Odegaard para generar ocasiones. España tampoco dejaba jugar a los noruegos, pero éstos preferían mover el balón rápido y simplificar las acciones, de modo que la sensación de agobio no era tanta. Los laterales locales empezaron a aparecer y metieron centros laterales que los centrales hispanos tuvieron que despejar con dificultades. También se produjeron saques de esquina, un buen arma para el poderío aéreo de los locales.

Los guardametas no tuvieron que hacer paradas de mérito en la primera mitad porque no hubo remates francos y la mejoría noruega obligaba a España a cambios de jugadores o sistema para abrir el marcador en la reanudación. Hubo replanteamiento en la caseta porque la selección salió con otra idea y se optó por pases rápidos al hueco en vez de esperar la superioridad numérica para sobrepasar a los noruegos. Enseguida perforó Bernat por la banda izquierda y el balón no rematado por Rodrigo terminó en la frontal. Saúl probó con la diestra y logró superar al portero (0-1, min 47).

Noruega reaccionó progresivamente y quitó el control a España, que empezó a arriesgar en el bloque bajo. Esto hizo que se dieran acciones de finalización rápida por parte de Noruega y los centrales tuvieron que esmerarse. Albiol estuvo perfecto en todos los cortes y las coberturas y su acierto evitó el empate varias veces. Lagerback fue introduciendo delanteros altos y potentes y su equipo dominó los balones altos y el juego de espaldas. Las arrancadas españolas buscaban los huecos que dejaban los nórdicos al volcarse y nuestros interiores condujeron más. Quien más aportó en cuanto a ocasiones fue Fabián, que sacó dos disparos con la zurda que dieron en los palos. Pero Noruega arreciaba y cada vez el balón estaba más cerca del área de Kepa, pese a la entrada de Rodri y Cazorla por Oyarzábal y Ceballos, que no cortó el ritmo local.

Noruega Espana 12-10-19 03

Noruega optó pot buscar el empate con tres delanteros altos y potentes

El bombardeo sobre nuestra portería llevaba complicaciones y finalmente se cometió un penalti en el descuento. Fue un desajuste en salida de Kepa, que golpeó a King tras no llegar a un despeje. El propio delantero transformó el empate casi sin tiempo (1-1, min 95). Con este resultado, España deberá esperar la clasificación definitiva contra Suecia el martes o en noviembre en la siguiente tanda de partidos.

Probablemente las lecciones a aprender han sido en cuanto al ritmo. Si el rival se cierra mucho, fue más eficaz acelerar los pases para sorprender al espacio en vez de apostar por duelos estáticos. Y cuando la ventaja es exigua  hay que anular al rival quitándole el cuero y aburriéndolo con toque.

Fotos: sefutbol.com / uefa.com

Capturas: rtve

Comparte este artículo