Joao Félix, el nuevo jefe de la tribu

Joao Félix Sequeira. Viseu, Portugal, 10-11-1999.

Sin haber cumplido la veintena, Joao Félix se convirtió el pasado mercado veraniego en el jugador más caro de la historia del Atlético de Madrid. Otro prodigio fruto de la inagotable fuente de talento que es el Benfica, con un rédito económico sin comparación para su equipo de origen. No tardó Jorge Mendes en hacerse con sus servicios para llevar su carrera por unos pasos apropiados, para reinar en el fútbol mundial durante los próximos años y colocarlo en la primera plana de escaparate mundial. Muchas fueron las críticas cuando el cuadro colchonero pagó la escalofriante cifra de 126 millones de euros por un futbolista que apenas llegaba a la treintena de partidos en la élite. Pero es que el Atlético, tras la salida de Griezmann rumbo al Camp Nou, se veía falto de ilusión tanto dentro como fuera del verde.

En los pocos envites amistosos que pudo jugar en verano (sufrió una lesión en Méjico) ya empezó a despertar el cosquilleo en la afición colchonera. El descaro que irradia su adolescencia, el desenfado a la hora de intentar cosas y el perfume de fútbol de calle que desprende en todo lo que hace nos lleva a pensar que el Atlético de Madrid ha acertado, una vez más, en la elección del talento.

Joao Félix es un futbolista que arranca desde segunda línea, en ocasiones escorado a una banda, para desplegar una llegada al área con la que hace gala de dos de sus armas más poderosas: la potencia en carrera y el acierto en el remate.  Con una calidad técnica digna de crack, dejó para el recuerdo en su debut en La Liga ante el Getafe una de esas jugadas que marcan época y que reflejan todas las cualidades que aúna su potencial. Arrancada en campo propio, caño al primer rival, aguante a una buena tarascada, superación al contario en velocidad y sangre fría. Fue pisar área, esconderle el balón al defensor contrario y provocar penalti. Todo ello tras un esfuerzo de 65 metros.

A pesar de que su edad y su corta experiencia en la élite aconsejan hornear el pastel a fuego lento, todo apunta a que el Wanda ya tiene nuevo ídolo,y de que Joao Félix ha cogido con galones el relevo de delanteros de la talla de  Griezmann, Falcao, Costa, Forlán o Fernando Torres, antiguos símbolos del Calderón. No tenemos duda de que Simeone sabrá gestionar la evolución del crack portugués y que además, la Liga puede ser un escaparate para consagrarse como una futura estrella del fútbol mundial.

Fotos: atleticodemadrid.com / laliga.com

Comparte este artículo