La Selección Española irá a ganar el Mundial con pase corto, asociación y clase

A dos semanas escasas de que comience el Mundial de Rusia 2018, echamos un vistazo a la convocatoria de Julen Lopetegui que, esperemos, no sufra modificaciones por bajas inoportunas (todavía se permite cambiar jugadores de la lista si es por lesión). Hemos revisado puesto por puesto la selección que ha hecho nuestro entrenador considerando estilo de juego, momento de forma y sistema táctico del combinado, así como las ausencias más destacadas para la cita mundialista. Aunque inevitablemente, siempre se critica tanto constructiva como negativamente la lista definitiva, hemos tratado de aportar datos que sustenten la idea de Lopetegui para reeditar el éxito internacional.

Seleccionados y ausentes

En la portería, la línea que mejor conoce el preparador, se ha optado por tres porteros en momentos complementarios de su carrera.

De Gea es el titular de la selección, fijo además en el once del Manchester United y mejor portero de la Premier League. Un arquero en esplendor, con reflejos y con experiencia competitiva de primer nivel. Esta temporada recibió 33 goles en 44 partidos (Premier League y Champions) y gracias a mantener su puerta a cero en 18 partidos, el primer Guante de Oro de la Premier.

Reina, a sus 36 años, ha participado ya en mundiales y eurocopas y siempre se ha destacado como  uno de los jugadores que más contribuyen a crear buen ambiente en el grupo. Que nadie se confunda, el portero del Nápoles sigue estando en primera fila (47 partidos disputados este año con 43 goles recibidos entre Serie A, Champions y Europa League) por fiabilidad y contará para el entrenador en algún partido del campeonato.

Kepa es un guardameta de futuro, tras hacerse con el puesto en el Athletic de Bilbao en las últimas dos campañas y ser habitual en las categorías inferiores de la selección. En liga encajó 43 goles en 30 encuentros y ha sonado como uno de los porteros más apetecibles para los grandes equipos europeos. Probablemente lo veamos muchas veces con la camiseta internacional de España. Ha sido fijo en la Sub21.

Sergio Rico ha sido la ausencia más notable bajo los palos, perjudicado por la suplencia en el Sevilla por decisión de Montella. El andaluz había sido llamado en varias ocasiones, debutando contra Corea en 2016 y con muchas papeletas para ir a Rusia, pero finalmente ha quedado fuera. En los 40 partidos oficiales jugados este año ha recibido 59 goles, pero tras el 31 de marzo contra el Barcelona no ha jugado ni un minuto en liga ni en Champions. En cualquier caso, Rico volverá a contar para el seleccionador porque calidad y reflejos tiene de sobra.

La defensa parece estar muy bien definida, con alternativas para partidos o situaciones concretas

Curiosamente, R. Madrid y Barcelona aportan a los defensas preferidos de Lopetegui. Carvajal, Piqué, S. Ramos y J. Alba serán los titulares por la gran capacidad de correr en ambas direcciones de los laterales, sus apariciones para centrar desde el lateral o la línea de fondo y su recuperación de la posición tras pérdida.  Los centrales han vuelto a su mejor estado de forma y son marcadores rápidos, fuertes, con excelente juego aéreo y con mucho criterio para jugar en corto o en largo desde atrás. Además, todos ellos se conocen a la perfección por haber coincidido en no pocas convocatorias y han sido claves en los éxitos de sus clubes (entre todos ellos liga, copa, supercopas y Champions). La solvencia de esta línea está garantizada.

Odriozola (R. Sociedad) y Monreal (Arsenal) son los laterales de recambio, uno recién llegado (2 partidos) y el otro ya conocedor de los entresijos de las competiciones internacionales (21 partidos desde 2009). Defensores de banda natos, ambos han sido pilares en sus equipos cada semana y saben lo que es jugar con los mejores.

Azpilicueta lleva años destacando en el Chelsea, donde últimamente ha jugado como central derecho en zaga de tres defensores, pero que puede tanto actuar de central como de lateral, indistintamente del lado del campo. Quizá Lopetegui lo use más como central por las alternativas en los carriles, pero se trata de un defensa polivalente y un recurso muy valioso.

Nacho es un seguro de vida para el R. Madrid, tanto de central como de lateral derecho o, si es necesario, izquierdo. Pese a ser  un teórico suplente, ha disputado 37 partidos oficiales esta temporada. Sin ir más lejos, suplió a Carvajal en la reciente final de Champions ante el Liverpool. También llegó sin hacer ruido a la selección, donde ha jugado 15 partidos, y ha sido elegido para viajar a Rusia.

Entre los defensas no convocados tenemos a Bellerín, Míkel Alonso y S. Roberto. Pensamos que el seleccionador ha decidido por motivos técnicos no llevar al lateral derecho del Arsenal, dado que cuenta con jugadores contrastados para ese puesto. Alonso tampoco ha sido una constante en el conjunto nacional, con una participación amistosa como único bagaje. Creemos que a S. Roberto se la ha considerado como lateral derecho principalmente, por ser ésa su posición rutinaria en el Barça, y que el técnico opina ese puesto bien cubierto con los demás futbolistas. Todavía más difícil está meterlo en el centro del campo, donde a España se le acumulan los talentosos desde hace tiempo.

El centro del campo se ajusta perfectamente a la idea de tocar, dominar la posesión y madurar las jugadas hasta que aparezcan las ocasiones

La medular cuenta con jugadores de corte creativo con visión y calidad para no dejarse robar la pelota, alternar entre juego corto y largo, conducir y aparecer en el área. Lopetegui ha continuado con la premisa de tener el esférico como medio de ganar y ha buscado hombres que se entiendan entre sí para desarrollar este concepto. En el tiempo que lleva como seleccionador ha plasmado sus preferencias en la zona del campo donde más se establece el estilo, el centro. Esto ha contribuido a los excelentes resultados cosechados hasta ahora, sin derrotas desde que el guipozcoano se hizo cargo de la Roja. Y todo con un fútbol bonito y fiel a las características del jugador español habilidoso e inteligente.

Seguramente en la parcela ancha es donde menos debate ha habido porque los centrocampistas citados son los mejores y más en forma en sus equipos. Todos titulares indiscutibles en torneos nacionales y europeos, nadie duda de que será uno de los puntos fuerte de la selección, con calidad juegue quien juegue y con posibilidad de rotaciones y cambios de ritmo durante los encuentros. Por perfil, podría argumentarse que un pivote defensivo puro hubiera sido beneficioso (Busquets es simultáneamente recuperador y jugón) y nos vienen a la cabeza Illarramendi, Gabi o Javi Martínez. Sin embargo, ninguno ha contado de forma fija en la fase de clasificación y Koke y Saúl, acostumbrados a bregar con Simeone, han hecho ese trabajo a lo largo del año.

En las bandas tendremos variantes porque se podrán emplear tanto interiores que se vayan hacia el centro como hombres de más desborde como L. Vázquez o M. Asensio, rápidos y con buen regate, según se prefiera canalizar el ataque por el centro o los costados y en función del rival y del marcador.

Los delanteros son los más adecuados a las ofensivas elaboradas y largas de la Selección

Ya habíamos comentado hace unas semanas que los puntas españoles que mejor se desenvuelven con el juego constructivo son los que bajan a tocar y se mueven a los huecos, sin tener que rematar necesariamente a las primeras de cambio. Rodrigo (19 goles en 44 partidos entre liga y copa) y Aspas (23 goles en 37 encuentros en torneos nacionales) son ideales para esta dinámica y pensamos que van a jugar muchos minutos en este mundial. D. Costa (7 goles en 23 partidos oficiales) ha estado presente en prácticamente todas las convocatorias y da un punto de agresividad y fijación a los centrales que amplía el abanico incisivo español. El hispano-brasileño ha retornado a su nivel previo tras media temporada aciaga en Londres tras volver al Atlético de Madrid, donde explotó.

La baja más notable aquí es Morata, que hace unos meses aparecía en las quinielas como el delantero titular de España, pero cuyas suplencias repetidas y falta de puntería en el Chelsea han lastrado irremisiblemente. En el tramo final de la temporada ha sido suplente con Conte y sus números han bajado notablemente. Esto ha terminado pesando mucho en su contra.

Tampoco irá Pedro, capaz de jugar como delantero o extremo por cualquier banda e histórico por la selección campeona en 2010, pero cuya producción anotadora ha bajado esta temporada.

Foto_externa Seleccion 27

Estilo de juego

La idea de juego será tener el balón y elaborar las jugadas a través de los grandes centrocampistas de la Selección, que dirigen la dirección del ataque, combinan y aprovechan los espacios con conducciones o pases verticales. Los laterales suelen tener un recorrido muy largo para ensanchar el ataque o aparecer en línea de fondo y meter centros.

Es casi seguro que juguemos con defensa de cuatro y un solo delantero de referencia, cargando la medular con uno o dos recuperadores (Busquets, Koke) y dando libertad a algún futbolista (Iniesta, Silva, Isco) para conectar con el delantero o aparecer en el área. Arriba veremos, a priori, como máximo a un delantero de inicio en cada encuentro porque el entrenador no ha utilizado dos puntas. De hecho, en la victoria por 3-0 en septiembre contra Italia, las posiciones más adelantadas las alternaban Silva e Iniesta. Las bandas permutarán entre interiores y extremos, pero pensamos que dos extremos a la vez se verán en ocasiones puntuales.

En labores defensivas se ha trabajado mucho la presión alta y la recuperación en campo contrario, con repliegue a centro del campo de cinco hombres cuando el equipo se organice para afrontar un ataque estático.  Si sobre el césped se encuentran hombres rápidos y hay espacios se tirarán contras, pero probablemente se tienda más a organizar el avance con muchos toques.

Nuestra opinión

A tenor de lo ocurrido durante la fase de clasificación y ante rivales duros en los amistosos preparatorios, creemos que la lista definitiva es justa y con la máxima calidad posible. Justa porque se ha valorado el estado de forma de cada futbolista según sus actuaciones sobre el césped y se ha llamado a quienes han competido asiduamente en sus equipos. No se ha guardado una plaza para nadie que no estuviera pletórico en lo físico y en lo técnico por mucho palmarés que tuviera, dando opciones a aquéllos que han terminado la campaña mejor. Incluso jugadores que han intervenido en la clasificación se han quedado fuera cuando ha existido una alternativa en mejores condiciones.

De calidad porque basta ver los nombres para saber que las habilidades futbolísticas de los 23 son sobresalientes en todas las posiciones, con jugadores con tremendas capacidades para cumplir con sus cometidos por posición y algunas virtudes extra que pueden dar ventaja ante los mejores combinados del planeta. Sobre todo en el centro del campo, donde confiamos que se marque la mayor diferencia a favor de España contra los demás aspirantes al título, a los que no tenemos nada que envidiar ni individual ni colectivamente.

Esperemos tener también algo de suerte en el Mundial, siempre bienvenida, porque el trabajo del equipo técnico y de la plantilla lo damos por sentado y el talento y el compromiso de los integrantes de la Roja lo llevan grabado en la piel.

[feather_share]

Comparte este artículo