Lopetegui sorprende con tres centrales, pero Simeone reacciona con juego vertical (1-1)

Sevilla: Vaclik; Navas-Kounde-Gudelj-D. Carlos-Reguilón; Ocampos-Banega-Ó. Torres; De Jong.

Atl. Madrid: Oblak; Trippier-Felipe-Hermoso-Lodi; Koke-Saúl-Thomas-Lemar; Correa-Morata.

  • Las claves

    • Lopetegui salió con tres centrales y carrileros, lo que le dio ventaja táctica
    • El Atlético no tuvo ritmo en la primera mitad, pero los cambios de Simeone funcionaron
    • La última adaptación del Sevilla contrarrestó el empuje visitante

Cuando se inició el encuentro, el Sevilla nos sorprendió porque Gudelj se desenvolvía como líbero en zaga de tres centrales, mientras que Reguilón y Navas estaban bastante adelantados para apoyar a Ocampos y Óliver Torres. Esta variante defensiva daba mejor salida al balón sevillista, no a ritmo alto pero sin riesgos, además de proporcionar un tres contra dos cuando los rojiblancos recuperaban. Franco Vázquez se movía con libertad, siendo Banega el encargado de soportar la mayor parte de la presión y con Torres arrancando desde la izquierda.

Simeone sacó un once compacto, como siempre, con sus dos mejores delanteros del momento: Correa y Morata. El problema es que Lemar no desborda por su banda y los laterales apenas aparecieron, lo cual anuló la posible contribución de Koke por el centro, que cuando está obligado a subir por la derecha pierde ocasiones de mostrar su visión y llegada cerca del área. El problema es que este sistema no favorece el juego por dentro sin carrileros y la circulación de balón colchonera era lenta y sin profundidad.

Sevilla Atletico Madrid 02-11-19 02

Lopetegui sorprendió metiendo a Gudelj entre los centrales

El Sevilla dominaba claramente, con Banega sobrepasando la línea de centrocampistas rivales y Óliver Torres generando aperturas más que útiles gracias a sus cambios abiertos a un toque. Con este juego vimos mucho a los laterales, pero sobre todo a un Ocampos que sigue pletórico en lo físico y fino en lo técnico. De su inventiva surgieron las primeras oportunidades de remate local. De tanto jugar en campo contrario, los andaluces dispusieron de varios balones parados. Ya en los saques de esquina dieron problemas a Oblak, pero fue en una falta lejana desde la derecha en la que el Mudo Vázquez cabeceó sin marca (falló Lodi) donde se adelantaron los de Nervión. El balón picado despistó al portero atlético (1-0, min 28). Las pocas veces que Morata y Correa contactaron con el esférico, Diego Carlos y Kounde desbarataron el peligro. Fue preocupante que los de Simeone ni siquiera ejecutaban bien una de sus armas favoritas, el contragolpe. Las dos o tres arrancadas en las que lo intentaron la pelota se movió lentamente y llegaron pocos efectivos al remate. Tan mal le iban las cosas, que el entrenador visitante hizo varias pruebas durante este periodo. Lemar y Koke ocuparon las alas izquierda y derecha de salida, respectivamente. Luego fueron cambiados de costados y, después, Correa pasó a la derecha para que Lemar acompañara a Morata.

Sevilla Atletico Madrid 02-11-19 01

Las tres modificaciones en el centro del campo que hizo Simeone antes del descanso

Estaba claro que así no iba a puntuar, así que el Cholo hizo cuatro cambios: dos de jugadores, uno de posiciones y, sobre todo, uno de ideas. Salieron los rojiblancos con Arias y D. Costa por los desaparecidos Trippier y Lemar, quedando Correa en la derecha y Costa arriba con Morata. La agresividad visitante aumentó exponencialmente y el Sevilla estaba agobiado, porque Thomas empezó a conducir con potencia y, por fin, Koke dispuso de balones en situaciones de tres cuartos donde mostrar su calidad. El vendaval era tremendo y D. Costa anotó un gol anulado por fuera de juego en el centro previo de Correa. Pero los balones aéreos sobre Navas eran un filón y Morata no falló un pase perfecto de Arias para empatar (1-1, min 60). Se escapó el Sevilla de la remontada en un error inocente de Gudelj en el área que el VAR castigó con penalti. Diego Costa lo tiró fuerte a media altura a su izquierda, pero Vaclik adivinó e incluso desvió el posterior remate de Koke.

Lopetegui reaccionó sacando a Óliver Torres, perjudicado por el ritmo frenético, y metió a Jordán. Éste se maneja mejor en el juego espeso y su capacidad de tocar más en horizontal parecía un buen recurso. Lo cierto es que con estas medidas los sevillistas tomaron aire y el partido se igualó. Volvieron a tener ocasiones los locales, muchas generadas en las botas de Navas y Ocampos cerca de la cal. Destacó un cabezazo de De Jong sin marca en un saque de esquina que el holandés hizo desviado. El partido estaba para un delantero que rematara en pocos toques más que para un delantero asociativo como De Jong, así que Chicharito entró por el punta neerlandés.

Volvió a intervenir Simeone, quitando a Lodi para poner en su puesto a Saúl y dando entrada a Herrera. Ya se intuía que la fase de predominio visitante había pasado y el preparador argentino quería apaciguar las embestidas locales. Los últimos quince minutos fueron de dominio hispalense, quienes dispusieron de algunas salidas rápidas aprovechando los avances en bloque del atlético, pero el marcador no se volvió a mover.

Empate entre dos grandes equipos de los que esperamos mucho en la liga y en Europa. El Sevilla demostró que tiene variantes tácticas y de banquillo, mientras que el Atlético de Madrid volvió a dejarnos con la sensación de que puede dar más en la faceta ofensiva de lo que suele permitirse.

Fotos: laliga.com / atleticodemadrid.com

Capturas: Movistar+

Comparte este artículo