Payet da la victoria a Francia frente a la ordenada Rumanía (2-1)

Francia: Lloris; Sagna-Rami-Koscielny-Evra; Kante-Pogba-Matuidi; Griezmann-Giroud-Payet.

Rumanía: Tatarusanu; Sapunaru-Chiriches-Grigore-Rat; -Pintilii-Hoban-Andone-Popa; Stancu-Stanciu.

Se abrió la Eurocopa de Francia 2.016 con el anfitrión recibiendo en Saint Denis a la selección de Rumanía, y Didier Deschamps formó con un 4-3-3 donde Kante ejerció como cierre, al igual que toda la temporada en el Leicester City y sin despegarse de sus centrales; con un doble pivote formado por Matuidi y Pogba; y arriba Griezmann volcado a la derecha, Payet por la izquierda y Giroud en punta. Los franceses son un conjunto muy potente físicamente y ejercieron presión a la salida rumana. En su propio campo, Kante estuvo sensacional en el corte de pases y Payet y Griezmann dieron mucha salida a los galos desde las bandas.

Francia Rumania 10-06-16 01

Anghel Iordanescu usó un 4-4-2 muy ordenado, con un equipo que demostró gran personalidad al acosar a los franceses en su terreno y con una gran sensación de bloque sólido. Con los puntas cerca del área rival desde el mismo saque del portero, el juego local estuvo muy dificultado por la disciplina rumana a la hora de tapar espacios y la intención de buscar el remate a cualquier precio. Cuando querían salir, los rumanos ponían balones largos a las bandas para crear ocasiones en llegadas  repentinas.

El duelo estuvo bastante equilibrado al inicio, y las mejores ocasiones fueron para los visitantes, que dispusieron pronto de oportunidades en dos córners botados al primer palo que terminaron en remate a puerta. En el primero de ellos, Lloris sacó el cuero milagrosamente en la misma línea. A los franceses les había entrado el miedo en el cuerpo, y se lo sacudieron a base de velocidad y calidad, la fórmula que más peligro creó a los rumanos. Durante los minutos que dominaron los franceses, fue la brillantez en el pase de los mediocampistas, sobre todo Pogba, y la movilidad de los extremos fue la clave. Payet jugó muy bien cuando se colocó entre la medular y la zaga rumanas, y Griezmann tuvo dos buenos remates. El primero, un cabezazo al palo tras fallar un remate de primeras a centro de Sagna en una acción rápida por la derecha; y el segundo en un remate abajo de primeras que se marchó fuera. Giroud también tuvo dos cabezazos que se le escaparon cuando el guardameta parecía vencido.

En los momentos de crisis de Rumanía, la pareja de centrales Grigore-Chiriches estuvo muy bien desviando el último pase. También fue buena la labor defensiva colectiva al abortar los saques de esquina locales, que Payet ejecutó casi siempre demasiado cortos en la primera mitad.

Buen ritmo y personalidad de ambas escuadras dieron a la primera parte mucho interés, junto a la calidad francesa en todas las líneas y los detalles de calidad de Popa y Stancius cuando Rumanía conseguía hacer ataques en transiciones no tan rápidas y de muchos toques.

El segundo periodo se inició con ambos equipos tratando de llegar con determinación al área contraria, en un duelo más de espíritu que de preocupación por elaborar ofensivas complejas. Parecía que Rumanía llevaba la voz cantante otra vez, pero Payet seguía haciendo de las suyas como enganche, hasta que metió un centro al corazón del área que Giroud remató a gol tras chocar con el arquero rumano (1-0, min 58). Los extremos galos habían intercambiado sus posiciones al volver de la caseta. Francia tomaba una ventaja que podía romper el equilibrio entre ambos con ráfagas, ya que Pogba y Griezmann se habían ido diluyendo con el transcurso de los minutos. Tatarusanu tuvo que esforzarse en este tramo, e hizo una buena parada a un fuerte disparo francés desde la frontal. La moral rumana no es fácilmente quebrantable, y los del este pisaron el área de Lloris hasta provocar un derribo de Evra, que trabó a un atacante rumano en una acción en la que no estaba el balón de por medio. Stancu ejecutó fuerte abajo y estableció el empate (1-1, min 65).

Foto_externa Rumania 01

Deschamps empezó a mover el banquillo, metiendo a Coman por Griezmann y luego a Martial por Pogba, pero ninguno fue desequilibrante en el juego. Iordanescu compensó a los suyos con otro par de sustituciones que dejaban a su equipo en un 4-4-1-1 donde el 9 quedaba liberado de tareas defensivas para esperar balones sueltos a la contra. Lo cierto es que el fútbol perdía calidad con el paso del tiempo, y tuvo que ser el más creativo del partido, Payet, quien diera la victoria a Francia con un zurdazo tremendo desde lejos a la escuadra derecha de la portería rumana (2-1, min 89).

Foto_externa Payet 01

Francia gana con agobios gracias a Payet y pese a la desaparición temporal de otras estrellas galas a una Rumanía que peleó con mucha determinación, pero sin puntas incisivos.

Comparte este artículo