Portugal, campeona de la Euro ante Francia tras otra prórroga y sin C. Ronaldo (1-0)

Portugal: Rui Patricio; Cedric-Fonte-Pepe-Guerreiro; R. Sanches-Carvalho-A. Silva-J. Mario; C. Ronaldo-Nani.

Francia: Lloris; Sagna-Umtiti-Koscielny-Evra; Sissoko-Matuidi-Pogba-Payet; Griezmann-Giroud.

Portugal ejerció oficialmente de local en Saint Denis en la gran final de la Eurocopa y Fernando Santos se atuvo al guión que esperábamos, con un 4-1-3-2 con Carvalho de eje por delante de los centrales, una línea de tres por delante de él y C. Ronaldo y Nani en punta. El conjunto portugués trabaja mucho en defensa y a su técnico le gusta plantar un bloque compacto, y con esta formación y estos futbolistas parece que ha encontrado su estilo favorito en el torneo.

Portugal Francia 10-07-16 01

Francia también siguió con la fórmula que le ha llevado a la final, con Didier Deschamps usando un 4-4-2 donde Sissoko y Payet empezaron en las bandas y la doble delantera la conformaban Griezmann y Giroud. Tal como comentamos en la previa, ésta era una de las opciones tácticas más probables, y el entrenador galo dispuso un equipo corto y con gran despliegue físico para llenar el centro del campo. Los componentes del centro del campo tenían libertad para subir y para desplazarse a ambos lados, dando improvisación a la ofensiva francesa, salvo quizá Matuidi, que tendió a mantener más fija su plaza.

Portugal Francia 10-07-16 02

El partido empezó con el ritmo alto de Francia que vimos contra Alemania, y Portugal pasó muchos apuros para sacar el cuero de su campo, con una constante presión bleu que hizo cometer a los lusos numerosos errores no forzados que permitían a Francia no cejar en su ataque. Los franceses mordían a quien portaba el esférico y procuraba terminar siempre sus jugadas. Los interiores tendían a irse bastante hacia el centro dejando la banda a los laterales, que aunque no sorprendían con claridad sí que daban nuevas opciones centros altos. Payet se dejó ver mucho en esta fase y buscó el último pase con insistencia, siendo Griezmann su referencia principal.

Portugal Francia 10-07-16 03

Una de estas asociaciones terminó en un cabezazo del atlético que Rui Patricio envió con una mano a saque de esquina (min 10). El hombre que mejor rompió las líneas francesas con unas arrancadas impresionantes fue Sissoko, que se deshizo de sus marcadores para disparar en un par de oportunidades, levantando a la grada. Portugal se revolvió con pases largos, alcanzando uno de éstos a Nani cerca del área y finalizando en una volea alta.

Portugal Francia 10-07-16 04

En una de esas acciones contundentes, Payet golpeó a Cristiano Ronaldo en su rodilla izquierda, y el capitán portugués prosiguió con una cojera que acompañaban evidentes gestos de dolor. Poco después se iba al suelo con lágrimas en los ojos sabedor de que la sustitución era inevitable (min 24). El preparador de Portugal tuvo que reorganizar a sus tropas, metiendo a Quaresma por la derecha, Joao Mario quedando por la izquierda y pasando a un 4-1-4-1 con Renato Sanches bajando a contactar en la concepción de las jugadas para descargar a Carvalho y Nani de único delantero.

Foto_externa Cristiano Ronaldo 08

Pasaron veinte minutos y el choque se equilibró con Portugal replegada sin permitir huecos por el centro y Francia muy arriba, con los centrales tocando en la medular y los laterales incorporados. Todas las veces que Francia probó al arquero luso, Rui Patricio respondió con seguridad tanto a disparos como a centros aéreos comprometidos. Ahora Francia dominaba, pero el ritmo era bastante más bajo y sus acercamientos era más puntuales.

Portugal Francia 10-07-16 05

Al descanso se llegó sin goles y el duelo se reanudó con más paridad sobre el césped, pero sin ocasiones claras de gol. En Portugal, Quaresma tendía  a asociarse con Joao Mario y Renato Sanches, que fue de más a menos. El primer movimiento lo hizo Deschamps al sacar a un desaparecido Payet para meter a Coman, que se pegó al ala izquierda y desbordó con regate y velocidad, entrando en el área y creando peligro a favor de los suyos. Santos también modificó su escuadra al cambiar a A. Silva por Moutinho, y el recién incorporado dio pausa, toque y criterio a la salida de balón portuguesa y ayudó en labores de destrucción.

Foto_externa Sissoko 01

La dinámica no cambió significativamente y ambos técnicos hicieron otro cambio simultáneamente. R. Sanches dejó su lugar a Eder, que ejerció de delantero centro nato desplazando a Nani a la izquierda; y Gignac ocupó el sitio de Giroud en el ataque de Francia. El 10 francés pidió el balón con convicción y encaró a los centrales rivales con intención, y tuvo una magnífica ocasión de gol al darse la vuelta dentro frente al área pequeña, rematando al palo. El papel de Fonte y Pepe fue estelar en la zaga lusa, resolviendo bastante bien todos los uno contra uno y sacando in extremis algún balón que rondó las cercanías de su portero.

Foto_externa Rui Patricio 01

Se terminaron los noventa minutos sin acierto de cara a puerta y la prórroga llegó con reservas por parte de ambos conjuntos, temerosos de cometer fallos que los condenaran a perder la final. La primera parte del tiempo extra transcurrió con muchas interrupciones y lo más emocionante llegó en el segundo periodo. Francia intentó pisar con asiduidad las inmediaciones de Rui Patricio, pero los avisos más serios los hizo Portugal. En el minuto 104 Fonte remató un córner con ventaja, pero Lloris paró bien. En el 108, Guerreiro se encontró el larguero en un excelente saque de libre directo que ya había batido a al meta francés. Y el delirio para Portugal llegó un minuto después, cuando Eder recibió el cuero, lo mantuvo de espaldas, se fue hacia el centro y pegó un trallazo raso abajo a la derecha que superó al portero francés (1-0, min 109).

Los últimos diez minutos fueron un correcalles de infarto donde Francia se lanzó al ataque y Portugal salía a la contra y donde los lusos tuvieron ocasiones para sentenciar con los franceses volcados. El colegiado añadió dos minutos de descuento y los galos iban hacia arriba con más corazón que cabeza, mientras que Portugal crecía con el marcador a favor.

Comparte este artículo