¿Qué aportará Griezmann al Barça?

Con el mercado veraniego en pleno ecuador, se ha hecho efectiva la operación que se venía cantando desde meses atrás. El pasado 12 de julio, el abogado de Antoine Griezmann depositaba en la sede de la LFP los 120 millones que había puesto el Atlético de Madrid como precio a su carta de libertad. Con una especie de murmullo en el ambiente sobre la necesidad o no del fichaje, queremos analizar las alternativas que puede aportar Griezmann en el Camp Nou.

En sus años como futbolista de la Real Sociedad Griezmann jugaba más pegado a banda derecha, desde donde solía arrancar a pierna cambiada, hasta que poco a poco fue desplazando su posición hacia el centro del ataque.  En el Barcelona podría desempeñar sin problema esa función, puesto que los extremos del Barça no son de jugar tan pegados a la línea de cal, sino que la tendencia es más de tirar hacia el interior para combinar o para abrir espacios para la subida de los laterales.

En el Atlético de Madrid ha desempeñado la función de referencia arriba escoltado por Correa, Carrasco, Lemar, Vitolo o el propio Saúl, aunque también ha sido acompañante de un delantero más de referencia como Costa o Morata en los últimos meses. En el Camp Nou tampoco tendría problemas en desempeñar dichas funciones, puesto que bien en compañía de Messi y Suárez, o bien en sustitución del delantero uruguayo, tiene las aptitudes y el talento necesario para triunfar.

Entre sus características más reseñables podemos destacar sobre todo la movilidad y la inteligencia en el juego sin balón. En el límite del fuera de juego se mueve como pocos jugadores en el mundo. Además tiene buena capacidad de asociación, que en su nuevo club es requisito fundamental, y ataca muy bien al espacio, otro añadido que le vendrá muy bien, puesto que en los últimos años ha habido en el equipo que dirige Ernesto Valverde cierta tendencia a jugar balones al pie.

Estamos totalmente convencidos de que se encuentra ante su gran reto, su oportunidad de dar ese paso al frente y sentarse, como rezaba en anteriores ocasiones, “a comer en la mesa de los más grandes”. Ha sido campeón del mundo, ha ganado títulos con el Atlético, ha disputado finales… (unas ganadas, otras perdidas.) Sabe lo que es la presión y llevar el peso de un equipo. Puede ser su verdadera reválida, de dar ese último empujón a su palmarés.

Calidad no le falta, tiene carisma, prestigio, imagen y, a pesar del affaire del documental del pasado año, donde finalmente anunciaba que se quedaba en el conjunto colchonero, no deja de ser uno de los grandes atractivos del mercado de fichajes. El Camp Nou no se lo va a poner fácil, la exigencia será máxima, pero si Griezmann explota en Barcelona y alcanza el nivel de crecimiento que se le vislumbra, será el Barça un serio aspirante a ganar todas las competiciones que dispute.

Fotos: fcbarcelona.es

Comparte este artículo