¿Qué necesita Valverde para volver a tener un Barcelona que luche por todos los títulos?

Punto y seguido a un proyecto culé que ha terminado con una meritoria Copa del Rey como colofón a la marcha de Luis Enrique del banquillo barcelonista. Ernesto Valverde será el encargado de intentar retomar la senda ganadora del Barça de la última década y para eso deberá reconstruir un conjunto que necesita renovarse para mantener la competitividad. A diferencia de sus rivales de la capital, el Barcelona es probablemente quien deba fichar varios titulares para refrescar el once, en vez de completar un buen banquillo. Por cierto, que los jugadores que salgan desde la caseta tendrán que ser un revulsivo eficaz, cosa que no ha ocurrido en el recién terminado curso.

Las recomendaciones de Hispaniafútbol para renovar el Barcelona:

  • Dos carrileros (uno por cada lado de la defensa) y un central 
    • En el lateral derecho no hay especialista titular y esto permitiría a S. Roberto pasar al mediocampo
    • Piqué y Umtiti necesitan otro central para alternar en defensa
  • Centrocampista creativo de primer nivel que reavive la circulación del juego, sello de identidad blaulgrana hasta hace nada 
    • Debe ser el fichaje estrella si se continúa con trivote
  • Un delantero centro que supla a L. Suárez o un punta que pueda caer a banda
    • P. Alcácer podría ser una solución de calidad que ya está en la casa

En los azulgranas parece que habrá bastantes salidas, prometiendo ser una de las plantillas más remozadas entre los grandes equipos. Como las bajas no están confirmadas y todavía forman parte de la rumorología futbolística propia del verano, centrémonos en lo que más nos interesa: la creación de un equipo top para la siguiente temporada desde el punto de vista táctico.

  • Portería. Marc-André Ter Stegen ha rayado a un gran nivel, confirmando las expectativas levantadas cuando llegó y será el portero elegido. Jasper Cillessen ha sido el arquero de la Copa y no ha desentonado. No debería haber grandes sorpresas en esta línea.

  • Defensa. Es imperioso contar con un central de garantías para cubrir a Gerard Piqué y Samuel Umtiti, quienes han formado una gran pareja que no ha fallado en las grandes citas, pero que necesitan tener un compañero de línea poder rotar y resolver eventuales bajas. Esto permitiría a Javier Mascherano pasar a su más natural puesto de mediocentro. El lateral izquierdo está ocupado por Jordi Alba y Lucas Digne, pero ninguno ha destacado esta temporada. Un refuerzo podría venir bien por este carril. El lateral derecho exige un fichaje, al carecer de un futbolista formado en esta posición que ha cubierto notablemente Sergi Roberto, pero que debe ser dotada de un hombre de velocidad, largo recorrido y centros largos laterales.

  • Centro del campo. Aquí nos planteamos dos opciones: bien que Valverde siga apostando por el trivote, bien pasar a un 4-2-3-1. Este último sistema dejaría al gran Sergio Busquets con un apoyo de cierre que podría ser tanto Mascherano como S. Roberto, más que cualificados técnica y tácticamente y comprometidos con el trabajo de equilibrar al equipo. Con esto sólo habría que apuntalar la defensa y adelantar a estos futbolistas, dejando a Andrés Iniesta liberado en el centro por detrás de la MSN para hacer su magia. Por contra, el 4-3-3 requeriría un fichaje estrella para acompañar a Iniesta, que sigue siendo la imaginación creativa de la medular, asemejándose a la exitosa fórmula que ha empleado el club en el pasado reciente.

  • Delantera. Claramente, la llegada de un jugador se trataría de un suplente, porque Leo Messi, Neymar y Luis Suárez son fijos. Paco Alcácer es un gran delantero, pese a que este año ha tenido muy pocos minutos y tardó en hacer gol. Probablemente mucho dependa de la idea que tenga Valverde con el internacional español. Si éste llega en buena forma podría no ser preciso contratar a otro punta, aunque un hombre con otro estilo de juego podría aportar algo diferente, tipo rematador puro de área. Una opción ideal sería un canterano, con posibilidad de entrar en el primer equipo progresivamente pero sin perder ritmo de competición con el filial y para quien el banquillo sería una oportunidad más que un “castigo”.

[feather_share]

Comparte este artículo