Quique Setién resucita el rombo en el centro del campo

Tras varios partidos dándole vueltas al estilo de juego y con eliminación copera de por medio, Setién sigue rumiando cómo activar la medular blaulgrana. La solución provisional está siendo Messi, para no variar, que cada vez retrasa más su posición para participar en la creación por el centro antes de acercarse a la frontal. Pero una plantilla de este nivel requiere un centro del campo más dinámico, que agilice el juego para que los delanteros puedan inventar y finalizar cerca del área.

El entrenador cántabro empezó con el 4-3-3 que llevamos viendo durante años, independientemente de que la fluidez fuera cada vez menor en el bloque medio. El esquema no cambiaba, pero los jugadores sí. Tras la ruptura del trivote maravilloso con Xavi e Iniesta, aparte de Busquets hemos visto muchos futbolistas en esas posiciones: Rakitic, De Jong, Arthur, Vidal, Paulinho, Coutinho, Sergi Roberto, André Gomes… Se han marchado jugadores de toque en corto como Thiago, Rafinha o Aleñá y la zona ha sido territorio de rotaciones constantes. Pero el equipo no carburaba del todo.

Betis Barcelona 09-02-20 01

En el Villamarín vimos una innovación. En realidad, una vuelta al fútbol de los 90, pero salió bien. Busquets actuó de pivote, Sergi Roberto y De Jong de interiores, y Vidal de centrocampista ofensivo. Esta disposición implica dos papeles opuestos pero complementarios (la base y la punta del rombo), y dos puestos mixtos, los interiores. Jugar así es interesante con laterales largos o interiores de recorrido. Sergi Roberto tiene pulmones de sobra para subir y bajar, mientras que a De Jong se le nota más cómodo pudiendo llegar más arriba. De hecho, su gol fue una gran carrera iniciada por el holandés, que finalizó tras una asistencia perfecta de Messi. Por ese fútbol alegre sumado al orden táctico fue por lo que se fichó del Ajax. Mantener a Busquets como cierre significa ubicarle en su demarcación más natural, donde se consagró y se convirtió en uno de los mejores volantes de la historia del fútbol español. Y que Vidal pueda llegar en segunda línea potencia una de sus mejores virtudes. El chileno tiene un físico y una agresividad destacables y ahí rinde mejor que tras la divisoria.

El Barcelona dominó y convenció durante muchos minutos en buena parte gracias a este nuevo sistema. Incluso fue capaz de llevarse la victoria pese a que el Betis se adelantó dos veces. Veremos si ahora se asienta este planteamiento o el entrenador sigue haciendo pruebas.

Fotos: laliga.com / fcbarcelona.es

Comparte este artículo