Rubi usó a Bartra como líbero para tener superioridad atrás con y sin balón

El Betis recibió en casa al Atlético de Madrid esta jornada. Sabedor de la incomodidad que generan arriba los colchoneros, Rubi hizo una variante en la defensa. Marc Bartra jugó de hombre libre, ocupando el centro en la zaga de tres centrales cuando se defendía. En ataque era él quien empezaba las jugadas, recibiendo todos los balones rasos y buscando el avance hasta el centro del campo o abriendo a las bandas.

Esto restó eficacia a la presión visitante, de manera que el Atleti tuvo que replegarse antes de lo previsto en muchas jugadas. Cuando los verdiblancos llegaban a la divisoria, Bartra proporcionaba un apoyo útil  a  Guardado y Canales. El primero se hizo cargo de las vigilancias y el toque de continuidad sin perder la posición; el último tendía a adelantarse para conectar con los puntas. Fekir con mucha libertad y Joaquín pegado a la izquierda estaban más enfocados a la creación ofensiva, por lo que el papel del líbero sustentó el bloque medio.

Cuando la jugada estaba madura, Bartra eligió llegar en unas cuantas ocasiones como alternativa de segundas opciones, además de buscar el remate en los balones parados. Al final, el central fue un atacante más y, de hecho, logró el gol local en el descuento.

Fotos:  laliga.com

Comparte este artículo