Simeone, ante el reto de reconstruir un Atlético ganador

Con la resaca del final de temporada todavía presente, parece que se acerca uno de los veranos más movidos en el despacho de Diego Pablo Simeone. Con la reciente renovación del meta Oblak, parecía que la tranquilidad reinaría en el seno del conjunto colchonero, pero una nueva despedida audiovisual por parte de su estrella Antoine Griezmann vaticina curvas durante el verano. No es la primera vez que el delantero francés coquetea con la idea de cambiar de aires, aunque las posibilidades de marcharse parecen más reales en este momento.

Defensa

La línea defensiva es la que más cambios va a sufrir. Hace meses que se selló el pase de Lucas Hernández al Bayern y que Godín, al igual que Juanfran por política de renovaciones de club para jugadores mayores de 32 años, han hecho las maletas buscando nuevo rumbo. Estos mismos motivos parecen estar empujando a Filipe Luis fuera del equipo, y la poca participación de Savic, o el bajo rendimiento de Arias, invitan a pensar que únicamente Giménez tiene la presencia asegurada en la defensa atlética. Como incorporaciones solamente está confirmada la de Felipe, central del Oporto, y puede tener alguna opción Vrsalijko, quien regresa de su cesión en el Inter. Muchos son los nombres que suenan para reforzar la zaga: Hermoso del Español, Héctor Herrera del Oporto también, y el barcelonista Nelson Semedo. Veremos como reconstruye la que será, sin duda, la línea más castigada por las circunstancias.

Centro del campo

En la medular parece que imperará la continuidad con Coke y Saúl como máximos exponentes y con la esperada eclosión futbolística de Thomas Partey, que viene alternando el banquillo con la titularidad, aunque ofreciendo rendimientos dispares. Caso similar se antoja con Lemar, el fichaje más caro de la historia del club y que sólo destacó puntualmente en las primeras y últimas fechas del campeonato, pero que parece capaz de ofrecer desborde y verticalidad a una línea sobrecargada de interiores reconvertidos a futbolistas de banda. La bomba de relojería podría venir en forma de millones del emirato Qatarí. Tanto el PSG como el Manchester City barajan la contratación de Rodrigo, cuya cláusula de 70 millones y en la situación de mercado actual, será sin duda una de las gangas del verano. Con Vitolo queda la duda de si se le buscará equipo o si el Cholo optará por mantenerlo en el equipo, después de jugar apenas 1.000 minutos por diferentes problemas musculares, aunque la primera opción del entrenador tiene pinta de ser contar con él.

Delantera

Y, por último, en la delantera es donde se avecina otra marejada, vídeo de Griezmann incluido. La declaración de intenciones del francés manifestando que su ciclo en el Atleti habría concluido refuerzan la sensación que dio el año pasado a estas alturas de que su idea no es, ni mucho menos, prolongar su carrera atlética demasiado.  Ha sido el mejor delantero del equipo (21 goles y 9 asistencias en 48 partidos) y viene de ser campeón del mundo con la selección gala, así que pretendientes no le van a faltar y el club podrá hacer caja con su venta.

El estado físico de Diego Costa, muy lastrado por las lesiones en el último curso, unido a su baja eficacia (8 goles en 27 partidos) y una expulsión larga en muy mal momento de la temporada (le cayeron 8 partidos tras lo acaecido en el Camp Nou), han emborronado su papel en el ataque colchonero y enrarecido su relación con el vestuario y la grada. Su futuro es una incógnita ahora mismo.

El bajo rendimiento de futbolistas de ataque como Kalinic o Gelson Martins nos orientan a pensar en ventas. De hecho, el último ya ha sido traspasado al Mónaco.

Únicamente Morata parece tener el hueco asegurado gracias a su implicación desde el primer momento, acoplamiento perfecto al estilo de juego y buenas cifras goleadoras en la segunda mitad del campeonato (6 goles en 17 partidos) . Nombres como el de Cavani o la emergente estrella del Benfica Joao Félix han sonado para reforzar la punta de ataque colchonera. Si hay salidas notables seguramente se invertirá en traer un delantero de nivel internacional para reforzar esa parcela.

Sin duda, le queda trabajo por delante al bueno de Simeone, puesto que a la difícil tarea de volver a generar ilusión, habrá que añadirle el volver a formar otro bloque, competitivo y ganador, con el que poder reeditar los logros del pasado, tras una temporada algo decepcionante.

Fotos: atleticodemadrid.com / laliga.es

[feather_share]

Comparte este artículo