Soluciones para superara la presión de Italia

Esta noche Alemania e Italia se jugarán el pase a semifinales de la Eurocopa y hemos querido plantearnos el posible devenir del partido. Los teutones prefieren tener la posesión y poner el peso de su juego sobre los centrocampistas más creativos como Kroos u Ozil para subir las revoluciones según se acercan al área rival. Decida Joachim Low poner a Mario Gómez o empezar con falso nueve, la idea sobre cómo llevar el partido variará poco, confiando en poseer el esférico controlado hasta ver orificios en la defensa italiana que permitan crear ocasiones. No es que Alemania no sea capaz de tocar rápido para sorprender, faceta en la que Muller y Draxler son especialistas, pero los germanos suelen optar por un ritmo más pausado que permita madurar las ideas ofensivas.

Foto_externa Alemania 02

Italia, sin embargo, ha conseguido alcanzar unas cotas de competitividad altísimas bajo la dirección de Antonio Conte, que esta noche tendrá algunas bajas para afrontar la eliminatoria. De Rossi y Candreva son baja por lesión, mientras que Motta no jugará por sanción, de manera que forzosamente los transalpinos deberán cambiar futbolistas respecto a su duelo contra España. La forma de jugar italiana más efectiva (y que sufrió nuestra selección amargamente) consiste en ahogar la creatividad del rival en el centro del campo para apabullar con rapidez al contrincante con llegadas explosivas de corto recorrido y terminando todas sus acciones con remates a puerta. Para ello Italia no necesita llegar con muchos efectivos al área, porque la clave reside en aprovechar espacios y no en doblegar la zaga por superioridad numérica. Además, cuando su rival saca el balón de portería los italianos cubren a los defensas para que el portero se vea obligado a ponerla en largo o a arriesgar en corto, creando una confusión que mina paulatinamente la moral del oponente y que facilita la subsiguiente persecución al poseedor del balón.

Foto_externa Italia 05

Analizando con detenimiento el choque contra España, hemos pensado en dos soluciones posibles para anular la asfixiante presión italiana que podrían servir de alternativas a sus rivales. Esto podría significar emplear ambas alternativamente durante los noventa minutos, o bien decidirse a perseverar con una de ellas para modificar el planteamiento más tarde si la idea inicial falla. Las dos opciones tácticas serían:

  • Retrasar todas las líneas del equipo cuando sale el balón jugado para dar apoyo a los centrales y laterales y al centrocampista que inicia el juego, de manera que la presión italiana requiriera carreras constantes que terminarán por desgastarlos físicamente. Esto provoca que el juego ofensivo sea más lento porque todo el equipo debe estar más cerca del propio campo, pero también deja menos huecos si Italia es capaz de recuperar la pelota. Para desarrollarla se requiere tener algunos jugadores de buen toque y visión, ya que se verán obligados a mover el esférico muy deprisa y sin fallar, pero a la larga puede significar la victoria psicológica y física sobre Italia y, a la postre, sobre el partido. Alemania tiene hombres cualificados para poner en práctica esta estrategia, de modo que no se trataría de una idea descabellada

 

  • Jugar en largo para sobrepasar por alto la zona de mayor influencia defensiva de Italia buscando que el delantero baje el cuero a la espera de segundas jugadas. Esto precisaría tener futbolistas que puedan hacerse con la pelota en las cercanías del delantero que las pelea arriba o que corran al hueco si lo que hace el 9 es peinarla en dirección a la meta de Buffon. Aunque este planteamiento implica poner más jugadores en ataque, el hecho de no verse obligados a tocar en corto en la medular podría disminuir la necesidad de superpoblar esta línea para salir de inicio con más delanteros. Aquí sería esencial la labor de Mario Gómez, bien dotado para el juego aéreo y que cumpliría con el papel a la perfección, mientras que los apoyos de Muller, Ozil y Draxler (o Gotze) e incluso de un más adelantado Kroos estarían enfocados a producir peligro rápidamente tras hacerse con el balón que se acaba de bajar al césped

Hemos hecho un esquema sencillo en vídeo para representar tanto el modo en que Italia ejecuta su presión como las dos opciones para superarla que proponemos.

Tratándose de dos selecciones del mejor nivel internacional esperamos que el fútbol que veamos esta noche sea acorde a la calidad de los jugadores y, si es posible, que ambos conjuntos mejoren las ideas de juego que hemos simplificado en este artículo como ejercicio de aprendizaje táctico acerca del campeonato continental de combinados nacionales más importante de Europa.

Comparte este artículo